ALGUNAS SUGERENCIAS PARA SANEAR LAS CUENTAS DE UNA COMUNIDAD DE PROPIETARIOS.

Desde siempre y cada vez más, podemos constatar que tener una vivienda en propiedad, ocasiona una serie de gastos que van desde el I.V.A en el momento de su compra, hasta las facturas de gas, y comunidad, pasando por impuestos como el de recogida de basuras o valorización.
A esto le podemos sumar los pagos mensuales de las cuotas de la comunidad, que van en función de los servicios comunes contratados en el edificio; la calefacción central o agua caliente pagado por todos los vecinos, los elementos como la piscina o el ascensor, además de los servicios de vigilancia, conserjería, jardinería y limpieza entre otros.

SANEAR LAS CUENTAS DE UNA COMUNIDAD DE PROPIETARIOS


En el momento económico actual de nuestro país, debemos ser muy creativos además de recursivos a la hora de sanear las cuentas de la comunidad de propietarios y por consiguiente evitar incrementos en los pagos mesuales que hacemos como propietarios.

Para lo anterior, la principal meta es la de hacer un uso racional de los recursos que tenemos a disposición; Un primer consejo o recomendación dirigido al presidente y administrador de la comunidad es el de:

REALIZAR UN PLAN DE COBRO PARA LOS MOROSOS AUSENTES

En ocasiones, las deudas de los propietarios son muy importantes, sobre todo cuando proceden de obras de coste elevado, como la instalación del ascensor, la mejora de la cubierta, la rehabilitación de la fachada o si el impago se ha prolongado durante mucho tiempo, deudas que su vez, terminan por afectar al conjunto de propietarios.

El cobro de dicho dinero supondría un alivio para los bolsillos de los vecinos y ayudaría a mejorar las cuentas de la comunidad. Pero esto no es sencillo y sabemos que existen muchos factores que dificultan la labor como el caso de la persona que debe dinero en su antiguo domicilio, pero no hay constancia de su nueva residencia; o un vecino fallecido que debía dinero y sus herederos no quieren hacerse cargo de la deuda.

Para el primer caso, lo primero es convocar una junta de propietarios y enviar al moroso una citación al piso en el que residía (el piso donde la comunidad le exige el dinero). Si no acude, se celebra la reunión con los presentes y se adopta el acuerdo para comenzar la demanda. Si prospera, las autoridades se encargarán de buscar al deudor para que afronte los pagos. Si se niega, se puede iniciar un proceso judicial para el embargo de sus bienes con el fin de que haga frente a la deuda.


Para el caso de los fallecidos que dejan una deuda a los vecinos sin que nadie se haga cargo del piso, conviene ir al Registro de la Propiedad para saber a quién pertenece la vivienda. Si continúa a nombre de la persona fallecida, serán los herederos los que se tengan que hacer cargo de la deuda.

Hoy en día, algunos vecinos pueden tener recibos impagados. Sus casos son distintos a los anteriores y casi siempre se comprometen a realizar el pago en cuanto puedan. A menudo, las Comunidades de Propietarios, aceptan estas demoras puntuales, ya que por lo general terminan pagando antes o después.

ARRENDAMIENTO O VENTA DE ZONAS COMUNES


Otra de las opciones para obtener ingresos, es alquilar o vender alguna zona común, como es el caso de trasteros o plazas de garaje. Algunas comunidades, sobre todo las nuevas, tienen estos espacios sin ocupar; recuerde que éstos ingresos son importantes y ayudan a afrontar otros gastos de la finca.


Lo más probable es que el elemento que quede libre sea la vivienda del portero (cuando no hay usufructo vitaliceo). Lo normal es que la casa del conserje no sea la mejor vivienda del edificio, por lo que al venderla o arrendarla los ingresos no serán tan elevados como los obtenidos por otra residencia. No obstante, compensa.

Prescindir del portero físico, es un modo de ahorro, pero con los tiempos que corren, es un riesgo en materia de seguridad; por el contrario, si ha llegado la hora de la jubilación del conserje que se tenía contratado a cargo de la comunidad de propietarios, quizás sea la hora de contactar con una empresa de Servicios Integrales para replantear y sub-contratar los servicios de la comunidad. 
De ésta forma unificaremos conserjería, limpieza, mantenimiento, piscinas y jardineros, con un solo proveedor que se encargue de todo, incluyendo las suplencias de vacaciones de dicho personal y sus bajas laborales.

Como hemos podido observar, algunas  comunidades tienen la posibilidad de instalar anuncios, rótulos o luminosos en el edificio. No todos los inmuebles cumplen los requisitos de visibilidad, pero quienes reúnan las condiciones pueden encontrar una fuente de ingresos.
3 soluciones de ahorro.

Lo mismo sucede con la instalación de antenas de telefonía, pudiéndose negar algunos propietarios debido a las radiaciones que pudiera emitir.

Otra alternativa es crear una red wifi a la que puedan acceder todos los vecinos, compartiendo así los gastos generados. La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones estableció mediante una resolución en 2010 que es legal que la comunidad contrate el acceso a Internet con una operadora y distribuya su señal a todos los vecinos, que podrán conectarse mediante una clave.

AHORRO DE ENERGÍA

 Con gestos fáciles, e instalaciones no demasiado caras, las comunidades de vecinos pueden ahorrarse bastante dinero en la factura del gas y la electricidad, aquí algunos ejemplos:

En muchos bloques, cuando se da la luz del rellano, se encienden las de todos los pisos. Si se adapta una instalación que alumbre solo descansillo y portal, el ahorro será mayor (son muy baratas).

Los detectores de movimiento también son muy útiles, eso sí, no olvide que deben estar programados para no encenderse durante el día.

También es conveniente una buena programación, con el fin de que las bombillas estén encendidas el tiempo adecuado. En un intento de ahorrar electricidad se pueden reducir mucho los tiempos y los vecinos se pueden ver obligados a tocar el interruptor más veces, al no dar tiempo a aparcar el coche o entrar en casa (lo que termina siendo peor).

En lo referente a la calefacción, es importante adecuarla a todos los vecinos. Esto puede ser complicado por la orientación de las viviendas, pero en la mayoría de los casos, los residentes poseen un termostato en la vivienda que permite regular los grados y solo debe mantenerse encendida el tiempo necesario evitando los cambios bruscos de temperatura.

Tampoco es conveniente que las ventanas de espacios comunes, estén abiertas durante demasiado tiempo los meses más fríos.

ACOGERSE A SUBVENCIONES PARA REFORMAS PARA MI COMUNIDAD DE PROPIETARIOS


Mejore su comunidad de Propietarios.
Las comunidades autónomas y los ayuntamientos ofrecen ayuda a comunidades de vecinos que carezcan de ascensor y quieran instalarlo. Las cuantías subvencionables y los requisitos son diferentes en cada región o consistorio, por lo que es aconsejable acudir a las oficinas que gestionan este tipo de subvenciones para informarse antes de comenzar las obras.

Algunas administraciones supeditan la concesión de la ayuda a los ingresos de los vecinos y otras entregan prestaciones complementarias a quienes tienen más necesidades económicas. Las empresas encargadas de instalar el elevador, también pueden facilitar la información necesaria e incluso asesorar a los propietarios interesados.

No todas las ayudas van dirigidas a fincas sin ascensor, aquellas que quieran contar con uno más moderno, que gaste menos y más eficiente, pueden solicitar prestaciones para modificarlo.


Con el fin de mejorar la accesibilidad a la finca, hay subvenciones para eliminar barreras arquitectónicas y de comunicación y permitir el acceso y disfrute de las zonas comunes a todos los vecinos. Pudiendo superar el 70% en algunas regiones.


También hay subvenciones dirigidas a la mejora energética de otros elementos como las calderas. Muchas autonomías han puesto en marcha planes para la sustitución de sistema de calefacción antiguos, por otros que gasten menos energía, sean más seguros y no contaminen tanto. La instalación de placas solares u otras actuaciones dirigidas a reducir las emisiones de CO2 pueden recibir financiación regional o municipal.

El presupuesto de las administraciones públicas también se invierte en la reforma y embellecimiento exterior, así las comunidades de vecinos que tengan pensado rehabilitar su edificio o mejorar sus fachadas pueden consultar si la obra que van a realizar cuenta con subvenciones.

Recuerde que siempre se debe mantener un estrecha comunicación entre la administración y gobierno de nuestra unidad residencial, condominio, finca o comunidad de propietarios; tu también puedes aportar ideas como las anteriores y expresar en junta las fórmulas que consideres más apropiadas para el conjunto de propietarios.

Gracias por sus comentarios,
Un saludo,
EL ADMINISTRADOR.

Instagram

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

SU OPINION ES MUY IMPORTANTE. Gracias !

Google