CONSEJOS Y TRUCOS PARA LIMPIAR LA ALFOMBRA.



  

ELIMINAR MANCHAS Y MALOS OLORES DE LAS ALFOMBRAS O MOQUETAS.


  • Nuestras alfombras y moquetas están expuestas continuamente a la caída de líquidos u otras sustancias que dejan huella. Basta con seguir unos fáciles pasos en función del material y el tipo de mancha. 
  • Si la mancha es sólida, habrá que raspar o recogerla con papel o cuchara. 
  • Si por el contrario es líquida, lo más adecuado es secarla con un papel absorbente. 
  • Nunca se debe frotar la mancha ni esperar a que se seque para limpiarla, la tela podría deformarse y la mancha expandirse. Es preferible cepillar suavemente la zona afectada.

* Enfrentarse a la mancha: lo más conveniente es limpiar desde el borde hacia el interior, (con el fin de que no se agrande) si es necesario mojaremos la zona.
* No olvidarnos de secarla, evitaremos que destiña y se dañe la tela (además de malos olores), es recomendable colocar una toalla debajo para que recoja el exceso de agua.
* No se recomienda utilizar productos como el amoniaco. Para acabar con los olores por acumulación se deberá limpiar a fondo al menos 1 vez al año (el bicarbonato sobre la alfombra o moqueta nos ayudará a eliminar olores).
* Los desperfectos se deberán arreglar lo antes posible evitando así que se debilite.

LIMPIEZA DE ALFOMBRAS POR MATERIAL.

Tanto los tejidos como el tipo de mancha son importantes a la hora de eliminarla.

  • Las que cuenten con un dorso de látex o lámina de goma no se deben tratar con disolventes (excepto manchas pequeñas imposibles).
  • Las de lana suelen producir decoloraciones superficiales, cuando se tratan con productos habituales, y pueden desprender un tinte amarillo que provoca manchas en la superficie cuando la base el látex. 
  • Las más modernas fabricadas a partir de fibras naturales como el sisal o el yute presentan dificultades a la hora de limpiarlas.
  • Para proteger los bordes es frecuente añadir una cenefa que, al lavarla puede encoger o desteñir, por lo que no aguantan bien las limpiezas en profundidad, teniendo que renovarlas más periódicamente. 
  • Las de rayón (similar a seda) suelen apelmazarse con el agua, y es frecuente que el lavado en seco no termine con la suciedad. En estampados con colores vivos, procuraremos utilizar activadores de color para que no pierdan intensidad y cuidaremos de que las cenefas protectoras de los bordes no se despeguen.


DISIMULAR LAS QUEMADURAS EN LA MOQUETA O ALFOMBRA.


-En cualquier descuido la ceniza o la colilla de un cigarro pueden darnos algún disgusto, ennegreciendo o quemando la moqueta o alfombra de la casa. Existen varias soluciones para solventarlo.
-Puede redistribuir los muebles o mover la alfombra si el espacio lo permite.
-Si el cerco está visible, puede intentar cortar un trozo en una zona cubierta e introducirlo en la zona quemada, una vez retirado con la ayuda de un cúter.
-Si el color es uniforme el arreglo no se notara, para fijar el trozo en su nueva ubicación deberá emplear adhesivo de contacto o cinta de doble cara.

Esperamos que nuestros consejos sean útiles!
Un saludo,
EL ADMINISTRADOR.

Instagram

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

SU OPINION ES MUY IMPORTANTE. Gracias !

Google