LIMPIEZA DE PAREDES DE DIFERENTE MATERIAL.



Pintadas, cubiertas con empapelado o de cerámica, las paredes son el alma de la casa y con frecuencia muestran los desgastes de la vida cotidiana, manchas, borrones y huellas desluciendo así las paredes y la carpintería; A continuación explicaremos algunos tips para la limpieza de las paredes de diferentes materiales.

LIMPIEZA DE PAREDES PINTADAS

Reúne los muebles en el centro de la habitación y cúbrelos con sábanas protegiéndolos así de posibles manchas. Evitaremos los plásticos porque al mojarse se vuelven resbaladizos.

MATERIALES:
Plumero (o la aspiradora), varios trapos limpios, guantes, una esponja natural (evitaremos las de colores, pues podrían desteñir) y dos cubos, Uno con limpiador y el otro con agua para aclarar. Una pequeña escalera y las herramientas con mango te ayudarán a llegar a las zonas más altas a limpiar.

1. Lo primero será eliminar todo rastro de polvo, ya sea con la aspiradora (usaremos el cepillo duro para tapicería) o con el plumero, sacudiéndolo por la ventana de vez en cuando.


TRUCO: Podemos ayudarnos de una goma para las marcas de muebles y manos, siempre frotando suavemente.
Para una suciedad normal, utilizaremos.
- 4 litros de agua templada.
- Un detergente líquido.
* Si las paredes estuvieran muy sucias, necesitaremos una solución alcalina más fuerte, por lo que primero la probaremos en algún rincón discreto (como detrás de un mueble) para comprobar que no quita ni aclara la pintura.
- 4 litros de agua templada.
- 250 ml de amoniaco transparente sin detergente.
- 250 ml de vinagre blanco.
- 250 g de sosa caústica.

Nota. El agua que usemos para aclarar deberemos cambiarla a medida que se ensucie, evitando así churretones indeseados.
2. Limpiaremos la pared entera, de abajo a arriba y de lado a lado evitando así churretes secos(es más fácil limpiar las gotas que caigan en una superficie limpia y húmeda). Si haces un alto antes de terminar de limpiar la pared, esta puede quedar con huellas de lavado. No olvides frotar la pared con delicadeza, trabaja pequeñas zonas, limpia y usa la esponja para aclarar.
3. Para limpiar aceite en pintura lavable, diluiremos una cucharada de amoniaco y otra de detergente en un litro de agua, y frotaremos con un paño suavemente. Aclarar con agua limpia.

Limpieza de techos:

No lave los techos, una capa de pintura nueva es más efectiva, ya que todos los humos y grasas van a parar allí. Podemos ayudarnos de la aspiradora, o improvisar un cepillo con mango, para ello ataremos un paño en la cabeza de una escoba, sin olvidar de sacudirlo de vez en cuando.

Puertas y zócalos:

Lavaremos con una solución de jabón líquido (no usaremos detergente, puede afectar al color). Enjuagaremos con agua limpia y secaremos dando golpecitos.

CONSEJOS PARA LA LIMPIEZA DE VARIOS TIPOS DE PAREDES:

Las cerámicas a menudo acumulan suciedad, los ladrillos sin barniz son difíciles de limpiar, sobre todo las juntas, y los paneles de madera suelen perder brillo.


Paredes de azulejos o alicatadas: Dependerá del estado en que se encuentren. Si tienen hongos, aplicaremos un paño con agua y algún desinfectante como la lejía. Para las juntas cepillaremos con un cepillo de dientes o uñas viejo con la misma preparación. Para obtener unos azulejos brillantes lo mejor es una mezcla de vinagre y agua. Para evitar cercos o salpicaduras aclarar y secar.

Limpieza de juntas en cerámica: Usaremos un cepillo de dientes viejo sumergido en lavandina. Si está muy sucio o desgastado puede que convenga aplicar una junta nueva.

Paredes de ladrillos: Aplicar un sellador al ladrillo virgen, nos quitará muchas molestias a la hora de limpiarlos. Para ello asegúrese de sacudir el polvo y pasar antes un trapo húmedo. Podemos ayudarnos de un pincel suave.

Paneles de madera: La acumulación de cera y el polvo, deslucen la madera. Para eliminarla nos ayudaremos de lana de acero fina y alcohol fino. Frotaremos con suavidad, en forma pareja y siguiendo siempre la dirección de la veta.

Paredes de mármol: Las limpiaremos con un limpiacristales y secaremos bien evitando así marcas.

Paredes empapeladas: Si el papel es impermeable, limpiaremos con un trapo humedecido con agua y unas gotas de lavavajillas (jabón neutro sin espuma). Si no fuera impermeable le pasaremos un trapo limpio y seco, con ayuda de una goma podemos eliminar las marcas, recordando siempre no frotar con fuerza.


Nota: Si la mancha fuera de grasa, espolvorearemos talco y colocaremos un papel absorbente sobre la mancha (como papel de cocina), pasando a continuación la plancha caliente, repetiremos la operación siempre con pape limpio hasta que la mancha desaparezca.

Paredes estucadas: Humedece un trapo con limpiacristales, pásalo por las paredes y seca con un paño limpio.

Paredes exteriores y tejados: Se utilizan limpiadores de agua de alta presión (para ello hay empresas especializadas), si bien quiere realizarlo usted mismo se pueden alquilar. Es importante asesorarse antes, en cuanto a la resistencia de los materiales de la fachada, ya que hay superficies que no toleran los limpiadores a presión, pues se desgranan.

En los tejados la formación de musgos por humedad es frecuente, para evitar esto, colocar hilos de cobre a lo largo del tejado, los limpiaremos con la limpieza de alta presión.


Para Consejosdelimpieza.com lo más importante es ofrecer a nuestros lectores los consejos más prácticos y útiles para el mantenimiento en el hogar.
TAMBIÉN PUEDES LEER:
COMO LIMPIAR LAS VENTANAS
DE TU HOGAR ?

Gracias por consultarnos y no olvides seguirnos en las redes sociales.
Un saludo,
EL ADMINISTRADOR.

Instagram




0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

SU OPINION ES MUY IMPORTANTE. Gracias !

Google