¿PENSANDO EN CAMBIAR DE CASA?, 30 CONSEJOS PARA ELEGIR LA CORRECTA





Tener en cuenta al comprar o alquilar una casa o apartamento:

Tanto los compradores primerizos como los compradores habituales suelen dar mayor importancia  a los factores económicos al momento de comprar una vivienda incluso más que los que los aspectos relacionados con la vivienda en sí. Con este articulo queremos ilustrar a nuestros lectores de  otros aspectos adicionales que sin duda le ayudaran a  encontrar la mejor opción para que su inversión aumente con el paso de los  años.

30 RECOMENDACIONES PARA ELEGIR LA VIVIENDA ADECUADA PARA USTED


Si bien nadie puede saber a ciencia cierta qué va a pasar con los valores de la vivienda, si usted toma la decisión de comprar una casa  priorice en satisfacer sus necesidades y busque lo que lo hace feliz.

1. No compres a ciegas; si compras sobre planos,  revisa las maquetas, los planos y los folletos y confirma que los tamaños y distribución de los espacios son los que necesitas; si existe, visita la casa o departamento modelo.

2. Algunos proyectos tienen posibilidad de ampliación para otra recámara, otro baño y en ocasiones hasta para un piso completo. Pregunta si tiene las especificaciones del constructor para cambios.

3. Haz una primera búsqueda; habla con tus amigos y familiares, date una vuelta por la zona en la que te interese comprar; compra periódicos o revistas que anuncien venta de casas y departamentos. En éste punto no dudes en consultar a conciencia el máximo posible de portales sobre ventas de viviendas, buscadores y comparadores.

4. Haz una segunda visita; antes de tomar una decisión, regresa a la casa que te interesa; si fuiste de día, ahora ve de noche y viceversa. Pregunta a los vecinos si en la zona hay problemas de inseguridad, de falta de servicios, de organización vecinal.


5. No tenga problemas legales.

6. Esté al corriente en las cuotas de mantenimiento, impuestos y agua.

7. Esté al corriente en los pagos de gas, luz y teléfono.

8. Cercanía con tu trabajo, procura que la vivienda que te interesa quede cerca de tu trabajo o que haya rutas de transporte eficiente que te lleve hasta él.

9. Cercanía a escuelas y hospitales. Confirma que la vivienda se encuentre cerca de escuelas, clínicas de salud, hospitales, tiendas y mercados.

10. Servicios públicos. Pregunta a los vecinos sobre la calidad de los servicios como recolección de basura, alumbrado público, drenaje, abasto de agua.

11. Calidad de la vivienda. Fíjate que los materiales sean de buena calidad y que la vivienda esté en buen estado.

12. Cercanía con tu familia. Procura que la vivienda que te interesa quede cerca de tu familia.

13. Rutas alternativas (transporte público). Estudia las rutas y alternativas de transporte público y de vialidades disponibles para llegar a tu casa (distancia, costo, tráfico).


14. Espacios públicos de esparcimiento. Considera que te queden cerca parques, canchas y otros lugares para esparcimiento.

15. Organizaciones vecinales. Pregunta a los vecinos cómo se llevan y si se organizan en comités, por ejemplo, de administración y vigilancia.

16. Aclara muy bien cuál sería el precio total de la vivienda, así como las condiciones de pago, el tiempo de entrega y la ubicación exacta dentro del conjunto residencial o del edificio. Pide que te garanticen la fecha de entrega ofrecida por escrito.

17. Antes de comprar una casa, lo ideal es ver varias y seleccionar después. Si puedes, compara las tres que más te gusten evaluando estos criterios, antes de decidirte a comprar:

18. El precio. La mayoría de veces el precio de la casa no es exacto a lo que estabas buscando, puede ser menor o mayor, pero toma en cuenta tu límite máximo.


19. El costo de esa vivienda. No es lo mismo que el precio. ¿Tendrás que pagar mantenimiento mensual? ¿Cuánto y qué incluye? ¿Está en zona inundable que requiere seguros adicionales? ¿Cuánto se paga de impuestos en ese lugar?

20. El espacio. Piensa en presente, y en futuro. Tu compra no debe ser pensada para venderla en uno o dos años. Para sacar beneficios económicos deberás esperar un tiempo, por lo tanto, asegúrate que la casa tenga el espacio mínimo que necesitas.

21. Distribución. A veces no es por el tamaño sino la distribución del espacio lo que enamora a un comprador. Piensa en qué es lo primero que ves cuando abres la puerta, si el dormitorio principal te queda muy aislado del cuarto de los niños y estos son muy pequeños, o si tienes que pasar por la cocina para llegar a la sala.


22. Si hay espacio suficiente para tus muebles. Lleva contigo una cinta métrica para tomar medidas si tienes dudas o tu agente podrá suministrarte una. Por lo regular llevarás tus muebles a la nueva casa, y es un mal indicador que tengas que dejar algunos de ellos porque no tengan cabida. Recuerda que va a ser tu casa permanente por un buen tiempo, si te encanta, pero no cabe nada, sigue mirando alternativas.

23. Cómo se ve la vivienda. ¿Luce sólida, como nueva o desgastada? Evalúa las reparaciones obligatorias que tendrás que hacer y el costo, para esto busca un profesional.

24. Si tiene espacio para almacenamiento. Si te has mudado varias veces te habrá sorprendido la cantidad de cosas que se van acumulando en la casa. Aunque uno jura no volver a guardar tanto, la historia se repite y en tu casa propia, lo mejor es tener área suficiente para guardar lo que no usas. En caso contrario, sentirás como tu espacio se va haciendo cada vez más pequeño.

25. Realiza una inspección preliminar, no profesional. Es vital tener una opinión profesional, pero cuando no te has decidido por una vivienda, hacerla en cada una de ellas es muy costoso. Por lo tanto, usa tu criterio cuando das el primer vistazo a una casa, y cuando decidas comprar, contrata al inspector.


26. Primeramente evalúa tú mismo cómo se ve el techo a simple vista, filtraciones o grietas en las paredes, condiciones del piso, tuberías que se vean rotas, cómo lucen los equipos eléctricos, el patio, las puertas, ventanas, los baños y los gabinetes de cocina, entre otros.

27. El tipo de vida que ofrece la comunidad. Si sueñas con vivir en el campo, y las casas que has visto están en el medio de la ciudad, sabes que debes seguir buscando. Si tienes niños pequeños o están en planes y la casa que encuentras está en plena avenida o calle transitada, piénsalo dos veces, ¿habrá mucho ruido en la casa, tus niños tendrán área para jugar?.

28. Siempre y para evitar otras confusiones, para comprar vivienda siempre guíese en cuanto al precio del metro cuadrado, luego añada o reste las prestaciones, pero para las decisiones previas, siempre tenga en cuenta el precio por  metro cuadrado.

29. En éstos dos últimos puntos y para terminar, existen ciertas preguntas que quizás estemos pasando por alto y que debes tener en cuenta (según tu interes en cada tema), a la hora de contratar en alquiler o comprar una vivienda:
¿Existen espacios de estacionamiento designados para los residentes?
¿Cuál es la política sobre los inquilinos?
¿Con qué tanta seguridad cuenta el área donde se encuentra.
¿Con qué frecuencia cambian la tasas o cuotas de comunidad?
¿Se admiten mascotas?
¿Cómo se resuelven los problemas de mantenimiento?
¿Qué servicios públicos hay y cuales son sus promedios?

30. Para terminar una que poco se menciona y puede marcar la diferencia... siempre hay que intentar negociar el primer precio que te digan, tocar no es entrar y no pierdes nada; siendo realista siempre podrás llegar a un buen arreglo en el precio, lo mejor que puedes hacer es llevarte una lista de pisos en alquiler por la zona, si es en el mismo bloque o manzana, de esta manera podrás cotizar mejor.

Seguramente estos consejos no solo le ayudaran a encontrar la mejor opción, sino que su inversión se vera incrementada con el paso de los años., gracias por consultarnos.

Un saludo
EL ADMINISTRADOR.

Recomendaciones inmobiliarias.


Instagram


CLICK SOBRE LA IMAGEN para seguirnos en Pinterest!


0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

SU OPINION ES MUY IMPORTANTE. Gracias !

Google