CONSEJOS GENERALES SOBRE LAS PRÓTESIS DENTALES




Las prótesis dentales removibles o dentaduras postizas reponen los dientes ausentes y las estructuras óseas que se van reabsorbiendo a lo largo del tiempo tras la pérdida de los dientes naturales. Mediante estos dispositivos protésicos, se restablece la masticación, la deglución, el habla y la estética.

MATERIALES DE FABRICACIÓN DE LAS PRÓTESIS DENTALES



A lo largo de la historia, a medida que se han ido adquiriendo mayores conocimientos y se han ido perfeccionado las técnicas, los materiales con los que se fabrican las prótesis dentales han variado. Desde las primitivas reposiciones con marfil e incluso dientes naturales humanos y animales, hasta los materiales más actuales e innovadores. Actualmente los materiales de fabricación son tres: la resina, el metal y la cerámica.

Metal
Para la confección de prótesis, se han utilizado elementos de fabricación tan característicos como el oro, metal precioso de uso muy extendido para coronas y puentes, que hoy día se ha visto claramente relegado, aunque siga usándose excepcionalmente, así como por su significado cultural en determinadas etnias y países. Actualmente, se usan multitud de aleaciones metálicas en distintas concentraciones. Además del oro y sus aleaciones, otra aleación noble podría ser la producida entre Ag-Pd (plata-Paladio). No obstante, las aleaciones más usadas para la confección de prótesis suelen ser Cr-Co (Cromo-Cobalto) y Cr-Ni (Cromo-Níquel), ambas de metales no nobles. El metal en prótesis se trabaja mediante el colado con la técnica de la cera perdida, excepto el metal de las prótesis parciales de resina y de la ortodoncia removible, que son alambres prefabricados, o bien si existe el uso de otras tecnologías como los sistemasCAD/CAM para mecanizado con 3 o 5 ejes.

Nota: Atención especial merecen las distintas posibles alergias hacia algunos metales, siendo ejemplo claro la producida por el níquel, sucediendo posiblemente incluso en más del 10% de la población femenina y siendo significativamente inferior en la masculina (que parece ser más sensible al cromo).2 Cuando esto ocurre, existen algunas alternativas como las aleaciones preciosas, aleaciones paladio-plata, titanio, alúmina, o el circonio. Este último es cada vez más usado, pues el circonio, fabricado con diseño y fresado asistido por ordenador (CAD-CAM) es un material que no tiene reacciones alérgicas, tan duro como las aleaciones metálicas no nobles (aunque más frágil), y mucho más estético y preciso.

Cerámica 
La cerámica, también llamada porcelana, es un material de origen mineral, duro, frágil y rígido, obtenido por la acción del calor en un horno. Existen distintos tipos de cerámicas para la confección de prótesis dentales, pudiendo clasificarse según su temperatura de fusión (de alta fusión y baja fusión), y también por su composición química (porcelana feldespática, porcelana aluminosa y circonio dental ). Este material es actualmente muy usado, pues bien manipulada proporciona al diente artificial unas cualidades muy similares a las de los dientes naturales.

Resina
Actualmente se usan distintos tipos de resina tanto para la confección de prótesis de resina, como para las bases de las prótesis metálicas, para la ortodoncia removible y para los 'provisionales' (puentes de resina que protegen los tallados mientras se realizan las prótesis fijas de porcelana). Es un material fácil de manipular, tal vez el más sencillo de todos, a la vez que resulta ser el más económico. Los dientes acrílicos que se montan en las diferentes restauraciones, también son de resina.

Las prótesis removibles no son meros instrumentos mecánicos, sino que trasmiten fuerzas a los dientes, a las encías y al hueso. Requieren un especial cuidado de adaptación, cuya duración varía según las personas y las prótesis. Cada persona tiene necesidades y características distintas, por lo que todas las prótesis son únicas y se deben confeccionar de forma individualizada. La decisión sobre la colocación de la prótesis la toman exclusivamente el dentista especialista y el paciente.


Habrá un momento en que el paciente estará adaptado y seguramente no tendrá conciencia de llevar una prótesis en su boca, pero es necesario que pase por un periodo de adecuación en el que visite al dentista para realizar los ajustes que sean necesarios. Además, al ser un aparato que se lleva por periodos prolongados, debe existir una buena educación frente a su cuidado y limpieza diaria, para evitar consecuencias mayores.

Cada prótesis presentará unas determinadas indicaciones de las que deberá ser informado el paciente por el odontólogo. Según el tipo de prótesis el paciente deberá concienciarse en mayor o menor medida del mantenimiento de la misma, no obstante, son las prótesis removibles (aquellas que el paciente puede retirar de la boca y colocar nuevamente por sí mismo), las que necesitarán de una especial indicación para el usuario. Algunos consejos generales para este tipo de prótesis bien podrían ser:


CONSEJOS PARA LIMPIAR Y DESINFECTAR LA DENTADURA POSTIZA



Lavar la prótesis después de cada comida, usando un cepillo de dientes convencional o bien un cepillo especial para prótesis (que se puede adquirir en cualquier farmacia), aplicando jabón o cualquier tipo de lavavajillas líquido (véase fairy, mistol, etc.), después aclarar muy bien con agua. 

El uso de pasta dentífrica para limpiar este tipo de prótesis está contraindicado ya que provoca la opacidad y deterioro de la capa externa de la prótesis eliminando con el tiempo su brillo original, promoviendo la porosidad del material, que en el futuro facilitará la agregación de bacterias a la misma y consigo la formación de placa bacteriana y sarro. 

Es importante la higiene de la prótesis así como de la propia boca, principalmente por salud y por tanto por comodidad y bien estar, evitando además el deterioro de la prótesis, así como malos olores o la simple pérdida de las características estéticas de la misma. Por ello el odontólogo suele insistir al paciente en la necesidad de realizar esta operación, si no tras cada comida, al menos una vez al día.

Retirar la prótesis para dormir, puesto que es recomendable que los tejidos de la boca descansen de la presión a la que se ven sometidas, al menos unas horas diariamente.

Mientras se mantenga la prótesis fuera de la boca, se aconseja conservarla en agua, bien sola, o bien añadiéndole unas pastillas desinfectantes preparadas para ese menester. De este modo se evitan golpes y deformaciones, al mismo tiempo que se conservan mejor los materiales de los que están hechas las prótesis.

Cuando se mantenga la prótesis retirada de la boca, tal vez antes de dormir, es aconsejable realizar masajes en las encías, puesto que de este modo se mejorará el riego sanguíneo, lo que hará que la reabsorción de los tejidos sea al menos algo menor.

En coronas y puentes fijos, el cepillado deberá realizarse de igual modo que el de una dentadura natural, existiendo hilos dentales especialmente diseñados para este tipo de prótesis, siendo recomendables también los enjuagues bucales con gluconato de clorhexidina o incluso fluoruro de sodio, previamente recetados por el odontólogo.
Si no tiene un preparado comercial para la limpieza de las dentaduras postizas, lo puede preparar mediante unas soluciones caseras que la abuela de nuestra web va a compartir a continuación:

REMEDIOS CASEROS PARA LA LIMPIEZA DE LAS DENTADURAS POSTIZAS

Antes de comenzar debe recordar que la limpieza química es sólo la segunda mitad del cuidado de la dentadura… el cepillado es la primera.

PRECAUCIONES:
La dentadura debe enjuagarse a fondo después de haberla tenido en remojo ya que cualquier residuo de lejía puede irritar o dañar el tejido de las encías.
En algunos casos especialmente cuando se utilizan por mucho tiempo, puede causar la decoloración de color rosa de plástico para dentaduras postizas.


Observe muy bien su dentadura, ya que algunas partes metálicas de las prótesis parciales pueden corroerse (oscurecer) si se coloca en un baño a base de cloro. Esto es más probable que ocurra en los casos en que lo haga por más de diez minutos todos los días; Pregunte a su dentista sobre ello.

CLORO:
Una solución de lejía diluida en agua se puede utilizar para limpiar y desinfectar los dientes postizos, de hecho, este es el limpiador de dentaduras casero más comúnmente utilizado. Para hacerlo solo debe mezclar 1 parte de cloro de uso doméstico (Clorox ®) con 10 partes de agua y meter la dentadura para un remojode 20 a 30 minutos.
Si bien esta solución por sí sola no elimina el sarro, le puede añadir a la solución una cucharadita de anti-cal comercial de agua Calgon, así atacará el sarro también.

VINAGRE:
Se ha demostrado que es muy eficaz para eliminar los microorganismos que viven en la superficie de las prótesis dentales, sin embargo, es menos efectiva que la solución de cloro.
Para su uso solo debe mezclar una taza de vinagre (vinagre blanco) con una cantidad igual de agua, para meterla a remojar de veinte a treinta minutos.

Algunos científicos comprobaron que la mejor forma de desinfectar las dentaduras es mediante la combinación de diferentes tipos de enjuagues y procedimientos de higiene de las prótesis dentales, en días alternos y puede incluir los limpiadores comerciales y los consejos o preparados caseros; otras 3 opciones para limpieza y/o remojo:


  • La solución de cloro (descrita anteriormente) en combinación con jabón lavavajillas enzimático (Cascade).
  • Una solución de vinagre (como se describió anteriormente).
  • Una solución de bicarbonato de sodio (una cucharadita de bicarbonato de sodio a ocho onzas de agua).

Queridos lectores, esperamos que siga nuestra sección de limpieza personal, donde encontrará información variada para mantenerse al día en los mejores consejos de higiene personal y salud.
Síguenos en las redes sociales...hasta la próxima!
EL ADMINISTRADOR.

Instagram

"HUMOR LIMPIO" en Pínterst.
Click sobre la imagen!


0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

SU OPINION ES MUY IMPORTANTE. Gracias !

Google