TENGA EN CUENTA EL "FENG SHUI" EN SU CASA.




El FENG (viento) y SHUI (agua) es un ancestral sistema chino de estética que pretende "utilizar la doctrina taoísta" para ayudarnos a mejorar la vida.

CLAVES PARA ENTENDER LOS ASPECTOS PRINCIPALES DEL FENG SHUI.

La frase " más vale prevenir que curar" es especialmente acertada en el ámbito del feng shui ya que si bien se han popularizado las " curas" lo cierto es que las mismas y en el mejor de los casos apenas llegan a equilibrar lo negativo. Haciendo una comparación:una persona sana no necesita medicamentos, una casa sana necesita pocas o ninguna cura. Por lo tanto hacer una buena elección es el primer paso para tener una casa con buen feng shui. Vamos a enumerar los principales puntos a tener en cuenta.


El Entorno: El entorno que rodea al edificio es extremadamente importante, tanto como el departamento mismo. Hay que revisar al menos 500m a la redonda, a veces más si hay montañas. ríos o lagos en la zona. En el llano, otros edificios y monumentos hacen las veces de montañas virtuales y las calles muy transitadas son el equivalente de los ríos. La presencia de espacios abiertos tales como parques o campos de deportes es generalmente beneficiosa especialmente si están al frente del edificio, porque son zonas en donde el Chi se acumula. Del lado negativo, autopistas, torres y cables de alta tensión que pasen cerca del edificio, generan condiciones negativas que son difíciles de solucionar.

La Forma del Edificio: Lo más seguro es optar por un edificio de formas más o menos cuadradas o rectangulares. Las formas circulares o irregulares hacen que el Ki sea más difícil de equilibrar, también hay que evitar los edificios extremadamente angostos o muy altos, en especial si se levantan en soledad. Las formas en " U" a veces son aceptables si las dimensiones son grandes, pero si la " U" es muy estrecha, es preferible evitarlo. Las terrazas y balcones amplios, por otro lado, son positivos porque ayudan a recolectar el Chi.

La Entrada: El acceso al edificio y al departamento son factores cruciales porque representan la " boca del Chi" o energía, si están mal configuradas entonces todo lo bueno que pueda tener el entorno servirá de poco. La entrada debe estar al nivel del piso o apenas unos escalones elevada y no debe haber obstrucción alguna frente a la misma, por ejemplo, un árbol o poste frente a la puerta de entrada es un elemento negativo. Los elevadores no deben enfrentar la entrada principal y tampoco es aconsejable que se encuentren en el centro del edificio. El número del edificio dentro de la calle no tiene ninguna importancia.

El Apartamento: Es preferible que la puerta del departamento no esté al final de un pasillo largo, ni tampoco enfrentada a la puerta de los elevadores o de la puerta de la escalera de incendio. Cuanto más amplio y luminoso el hall a la salida de los ascensores, mejor.

Tres Puntos Clave: Los tres puntos clave de un apartamento son la entrada, la cocina y los dormitorios. La entrada debe abrirse a un espacio más o menos amplio y no estar enfrentada a otras puertas como la de la cocina o un baño. Si la cocina está en el centro del apartamento, descártalo. Los fuegos de la cocina no deben estar directamente enfrentados a la puerta de la misma. En el dormitorio, la cama debe poder colocarse con una pared detrás y ninguna puerta debe abrirse de modo de " caer" sobre la cama.

Las Estrellas Volantes: Por último, si todo lo anterior está más o menos correcto, un estudio de estrellas volantes revelará la calidad de las energías invisibles en el apartamento y nos permitirá tomar la decisión final acerca de la viabilidad del mismo.


DECORANDO LA CASA CON LAS BASES DEL FENG SHUI

Este es sólo un resumen de los factores más importantes a tener en cuenta, como verán no es tan simple y dado que la compra de un departamento representa una inversión considerable y generalmente de largo plazo, en muchos casos es recomendable el estudio de un especialista para llegar a una buena decisión.

En tu casa la energía positiva y la negativa circulan según cómo estén distribuidos los espacios y la combinación entre los cinco elementos principales: tierra, aire, agua, fuego y metal. De esto se trata el Feng Shui. Sus reglas pueden armonizar no sólo la decoración de tu casa, sino tu propia vida. Ponlas a prueba.


Dentro del Feng Shui la cocina es como el estómago de la casa y por tanto debe estar escrupulosamente limpia. Su afinidad astrológica, en ese sentido, viene dada por el signo Cáncer, pero también con Leo debido al elemento fuego, con que se preparan los alimentos, de ahí que se considere el espacio más importante de la casa, el centro de la salud de la familia.

Debe evitarse por todos los medios tenerla atiborrada de objetos. Las superficies deben estar bien despejadas, los equipos que usamos (licuadoras, ollas, tostadoras, etc) bien guardados, sobre todo cuando se trata de apartamentos o cocinas pequeñas.

Las ollas colgantes y productos como ajos y chiles se armonizan si la cocina es grande o si el estilo lo justifica, pero en un espacio reducido resulta agobiante y causa interrupción en el flujo de la energía Chi.

También debe verse la disposición de las puertas y neutralizar con plantas cualquier tipo de energía que esté inversa al orden que debe tener el Ba-gua en el hogar.


Es lo primero que vemos en una casa al atravesar el umbral y enseguida nos indica la forma en que la familia se mueve.

Si la vida gira alrededor de un televisor, los muebles están orientados hacia él y es fatal, pues mata cualquier tipo de comunicación. Si llegan visitas, en lugar de estimular la conversación inteligente, que ayuda a profundizar los lazos afectivos, la gente se pone a mirar televisión.

Si el espacio es muy pequeño no queda más remedio, pero cuando existan más habitaciones la sala debe quedar como el lugar por donde entra la energía. Inclusive, en una sala pequeña, el televisor no debe ocupar el centro sino un costado.

Evita las mesitas en medio del espacio pues obstruyen la energía chi e invitan a una caída o golpe. Todo debe estar bien situado, sin cargas excesivas, mientras más simple el diseño y menos cargado mejor.



La atención de los baños es de vital importancia en el Feng Shui pues el agua es sinónimo de salud.
Hay que evitar a toda costa los goteos de llaves mal cerradas y el desgaste del agua. Es terrible ver como se desperdicia el agua cuando alguien, por ejemplo, se está afeitando y en lugar de abrir y cerrar el grifo cuando lo necesita deja correr el agua mientras se demora frente al espejo. Esa forma de desperdicio aleja la prosperidad del hogar, así como tener abiertos los inodoros que deben taparse antes de descargarlos.

El inodoro siempre debe estar claro, limpio, sin exceso de productos sino los necesarios, los que se vayan a usar, el botiquín actualizado y por pequeño que sea el cuarto de baño unas plantas son indispensables. Según sea el tamaño así serán las mismas, pero algunos bambúes en un búcaro bien situados ayudan mucho.

El baño debe estar bien iluminado, los baños oscuros atraen pesimismo y tristeza al hogar. Si poseen luz natural, mejor, de lo contrario instala buenos bombillos que impartan gran luz. Si buscas la relajación en un baño, agrega flores, aceites o minerales en una bañera de agua caliente, se pueden usar velas para crear un ambiente íntimo y consentirse.

Evita el desorden en todo momento porque tu salud puede resultar afectada. Utiliza organizadores en tus cajones y canastos con tapa para toallas y accesorios.


Es el sitio de descanso por excelencia y la posición de la cama con respecto a las puertas y ventanas es vital.

Se debe simplificar, buscar armonía y simetría en todo, colocar la cabeza en dirección a los puntos auspiciosos de la casa y sobre todo tener la cama siempre tendida, sin desorden ni regueros de ropas y objetos encima de ella.

La cama debe tener espacio por debajo para que el aire circule libremente, sin usarla como “almacén”. No se recomienda tener televisores, grabadoras y otros equipos eléctricos en la habitación ya que distrae del verdadero propósito de una recámara que es descansar, dormir, relajarse e intimar con la pareja.

Si la cama está en una posición que no se puede ver la puerta se recomienda tener un espejo para poder ver quien entra en la habitación y no crear estados inconscientes de ansiedad.

Es recomendable aplicar el conocimiento de los cuatro elementos básicos: aire, tierra, agua y fuego (en el horóscopo occidental); y los correspondientes al oriental: madera, fuego, tierra, metal y agua, de una forma natural en el jardín crea el escenario adecuado para que la energía vital se integre y proyecte alrededor.

La disposición de las plantas dependerá del espacio que se disponga, por supuesto, pero en todo caso hay que tener mucho cuidado para lograr el equilibrio del principio Yin (femenino, polaridad negativa y pasiva) con el principio Yang (masculino, polaridad positiva, activo).

Por muy pequeño que sea el espacio siempre se puede transformar en algo maravilloso. Evita por completo tener un pedazo de terreno, si se tiene baldío, abandonado, lleno de malezas, mal cuidado o peor aún atiborrado de objetos y basuras, pues todo esto aleja la prosperidad y trae negatividad, pobreza, enfermedad y desarmonía al hogar.


Pues bien, esperamos que con el anterior acercamiento, ya pueda comenzar a tener en cuenta algunos de los elementos que no solo por decoración sino por comodidad y correcta distribución del espacio, debería tener presente a la hora de re-decorar su casa.
Un saludo y hasta la próxima!
EL ADMINISTRADOR.

Decorar poniendo en práctica el feng shui.


Instagram


0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

SU OPINION ES MUY IMPORTANTE. Gracias !

Google