DOLORES DE OÍDO: UN INCÓMODO PROBLEMA

Dolor de oído
Se conoce en general como un dolor agudo, sordo o urente en uno o en ambos oídos que puede ser temporal o constante. Las afecciones conexas abarcan:

Otitis media 
Oído de nadador
Otitis externa maligna 

SEÑALES COMUNES DEL DOLOR DE OÍDO

1. Síntomas Similares a la Gripe
Si sientes esos síntomas familiares a los de un resfriado — por ejemplo: moqueo, dolor de cabeza, fiebre y congestión nasal — podrías estar experimentando una infección de oído. Estás especialmente en riesgo de desarrollar una infección de oído si estos síntomas duran más tiempo de lo que el resfriado normal dura y simplemente no desaparecen.
2. Dificultad para Dormir
Si tu sueño ha sido perturbado por un dolor de oído persistente noche tras noche y no puedes pegar ojo por un zumbido constante; ya sabes, ese que se establece repentinamente y empeora cuando te acuestas. Esta es una clara señal de que estás sufriendo la presión causada por una infección de oído
3. Irritabilidad
La irritabilidad generada por el dolor y la molestia de un dolor de cabeza persistente es una causa común de una infección de oído. Podrías notarla sobre todo al beber y al comer, ya que la presión y el movimiento que haces al masticar y tragar pueden provocar un mayor dolor y presión en el oído afectado.
4. Fiebre
Generalmente una fiebre muy desagradable acompaña a las infecciones del oído medio (la cual se produce dentro del conducto auditivo externo) y puede aumentar desde 38,33 hasta 38,88 grados centigrados si no es tratada por un profesional médico.
5. Secreción del Oído
A menudo, con las infecciones de oído aparece un flujo entre blanco y amarillento que no parece cera. Ésta secreción puede tener también débiles rastros de sangre dentro de ella y la encontrarás en la almohada al despertarte. Además, este líquido puede tener un olor fétido.
6. Hinchazón
La presión en el conducto auditivo puede comúnmente causar un poco de hinchazón. También podrás notar una sensación de calor alrededor de la oreja, así como la sensibilidad y el enrojecimiento alrededor o detrás de la oreja y dentro del canal auditivo.
7. Falta de Apetito
Una infección de oído es suficiente para hacer que cualquiera pierda su apetito; especialmente si experimentas un dolor o una sensación de comezón profunda dentro de la oreja. Este dolor de oído y malestar posiblemente hará difícil el comer, dormir y descansar adecuadamente.
8. Irritación
La infección de oído viene generalmente con una picazón, sobre todo cuando no puedes rascarte el oído interno. Además, el dolor puede aumentar debido a una abrumadora sensación de presión debido al crecimiento de la infección dentro del conducto auditivo externo.
Si quieres complementar la información con 
el procedimiento recomendado para hacer la correcta 
limpieza de oídos y orejas, haz click sobre la imagen.
9. Dolor de cabeza
Mientras la presión aumenta con la infección, sentirás un dolor de cabeza palpitante alrededor del oído afectado y en el interior del conducto auditivo externo; por esto el término “dolor de oído”. También puedes experimentar una rigidez en el cuello y dolor debido a la presión interna o al exceso de líquido en el oído.
10. Mareos
Mareos graves o vértigo que, a menudo, causarán una desorientación si estás sufriendo infección de oído. También puedes notar que tu capacidad auditiva se ve afectada ligeramente y tendrás una sensación de sordera debido a que la infección está aumentando junto con la acumulación de líquido y la inflamación en el oído interno.
Muchos niños presentarán hipoacusia leve durante o inmediatamente después de una infección del oído. La mayoría de las veces el problema desaparece. La hipoacusia permanente es infrecuente, pero el riesgo aumenta con el número de infecciones.


LAS CAUSAS MAS CONOCIDAS DEL DOLOR DE OÍDO

La trompa de Eustaquio va desde la parte media de cada oído hasta la parte posterior de la garganta. Esta trompa drena líquido que se produce en el oído medio. Si la trompa de Eustaquio resulta bloqueada, se puede acumular líquido. Esto puede llevar a presión por detrás del tímpano o a una infección del oído.
En los adultos, es menos probable que el dolor de oído sea debido a una infección en este órgano. El dolor que se siente en el oído puede provenir de otro lugar, como de la articulación en la mandíbula (articulación temporomandibular), los dientes o la garganta. Esto se llama dolor "referido".




Las causas del dolor de oído pueden abarcar:
Artritis de la mandíbula
Infección aguda del oído
Infección crónica del oído
Lesión en el oído por cambios de presión (por grandes alturas y otras causas)
Un objeto clavado en el oído o acumulación de cerumen
Agujero en el tímpano
Infección sinusal
Dolor de garganta
Síndrome de la articulación temporomandibular (ATM)
Infección dental
El dolor de oído en un niño o bebé puede deberse a una infección. Otras causas pueden abarcar:
Irritación del conducto auditivo externo por el uso de aplicadores de algodón.
Jabón o champú que quedan en el oído.
Los siguientes pasos pueden ayudar a prevenir dolores de oído:
Evite fumar cerca de los niños. El tabaquismo pasivo es una causa importante de las infecciones del oído en los niños.
Prevenga infecciones del oído externo no poniendo objetos en el oído.
Seque las orejas bien después de bañarse o nadar.
Tome medidas para controlar las alergias. Trate de evitar los desencadenantes de las alergias.
Pruebe con un aerosol nasal de esteroides para ayudar a reducir las infecciones del oído. (Sin embargo, los descongestionantes y antihistamínicos de venta libre no previenen las infecciones del oído.)
Cuándo contactar a un profesional médico
Llame al médico si:
El niño presenta una fiebre alta o dolor intenso o parece estar más enfermo de lo normal por una infección de oído.
Su hijo tiene nuevos síntomas como mareo, dolor de cabeza intenso, inflamación alrededor del oído o debilidad en los músculos faciales
El dolor intenso cesa repentinamente, lo cual puede ser un signo de ruptura del tímpano.
Los síntomas (dolor, fiebre o irritabilidad) empeoran o no mejoran al cabo de 24 a 48 horas.

7 REMEDIOS CASEROS PARA QUITAR O CALMAR EL DOLOR EN LOS OÍDOS

1. Pinchar un trozo de ajo, exprimir su jugo y verter el líquido en el oído dolorido es otro remedio casero para combatir el dolor de oído. Se sabe que el ajo tiene un antibiótico natural y con el jugo de ajo se puede ayudar a combatir la infección.
2. Para tratar el dolor de oídos con remedios caseros puedes poner unas gotas de aceite de oliva en el oído dolorido, ya que actúa como un lubricante y puede ayudar a eliminar los síntomas de sequedad o picazón propios de la infección en el oído. Calienta el aceite como lo harías para un biberón, bajo el agua caliente del grifo durante unos minutos.
Asegúrate de probar la temperatura del aceite caliente antes de utilizarlo en la oreja, el mismo debe estar a la par que la temperatura corporal. Aplícalo con un gotero sobre el oído y utiliza solo el aceite suficiente para cubrir el revestimiento interior de la oreja.
3. Pon un secador de pelo con aire caliente cerca del oído para que el aire entre en el oído, procura que no sea demasiado caliente para no quemar la piel y no utilices el secador durante más de 3 o 5 minutos.
También puedes aplicar calor en la oreja con una almohadilla térmica, cuando esté caliente ponla en el oído dolorido sobre el cojín eléctrico. El aire caliente del secador de pelo y el calor tibio de la almohada eléctrica aliviarán el dolor.
4. Envuelve una bolsa de agua caliente en una toalla y úsala como una almohada apoyando la oreja dolorida sobre ella. Una vez más, el calor de la bolsa de agua caliente servirá para aliviar el dolor de los oídos.
5. La goma de mascar, o incluso el hecho de comer, y la deglución ayudarán a ventilar la trompa de Eustaquio y permitir el drenaje. Esto puede aliviar la presión causada por la infección en el oído interno.
6. Siempre es importante saber cómo mantener los oídos sanos, así que no dudes en entrar en el artículo y descubrir nuestros consejos. Y si transcurridas 48 horas sigues presentando dolor y molestias, lo más recomendable es visitar a un médico para una revisión.
7. Si deseas leer más artículos parecidos a cómo tratar el dolor de oído usando remedios caseros, te recomendamos que entres en nuestra categoría 

Cuando se sufre de un dolor de oído, conviene sentarse en lugar de estar acostado.
Beber mucha agua o jugo te ayudará a aliviar los síntomas.
Toma un analgésico si es necesario.
Consulta a tu médico en cualquier caso.
Si te duele el oído al masticar, podría ser causa de algún problema en tu mandíbula.
Si ves sangre, pus en el oído, tienes mareos o hinchazón, visita a tu médico de inmediato ya que estos pueden ser síntomas de una infección grave.
Usa un pañuelo o pon algodón en los oídos para protegerlos del viento.
No utilice aceite mineral (o cualquier otro aceite) en forma de gotas en el oído si se sospecha o se ha dicho que tiene un tímpano roto.

Bien, esto es todo en ésta ocasión, agradecemos su consulta y lo invitamos a seguirnos en las redes sociales.
Un saludo
Consejosdelimpieza.com

Instagram

Sigue los chistes sobre limpieza en Pinterest.


0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

SU OPINION ES MUY IMPORTANTE. Gracias !

Google