CONSEJOS PARA CUIDAR SU COBAYA

Cavia porcellus es una especie híbrida doméstica de roedor histricomorfo de la familia Caviidae, resultado del cruce de varias especies del género Cavia realizado en la región andina de América del Sur, con registros arqueológicos encontrados desde Colombia y Ecuador hasta Perú y Bolivia. Alcanza un peso de hasta 1 kg. Vive entre 4 y 6 años. La especie fue descrita por primera vez por el naturalista suizo Conrad von Gesner en 1554.1 Su nombre científico se debe a la descripción de Erxleben en 1777, y es una mezcla de la designación del género de Pallas (1766) y el nombre específico dado por Linneo (1758). 

RECOMENDACIONES PARA CUIDAR SU COBAYA

ADAPTACIÓN:
Es muy importante que la adaptación la hagamos con mucho cuidado, inicialmente sería conveniente acondicionarlo en una jaula separada de un tamaño pequeño de forma provisional y situarla al lado de la jaula de nuestro amigo para que empiecen a, oler, sentir y ver que ya no están solos y a partir de ahí poco a poco iremos presentando nuestro nuevo huésped a nuestro amigo hasta que podamos dejarlo un corto periodo de tiempo en la misma jaula y así hasta su adaptación definitiva.


Sacar la cobaya fuera de la jaula todos los días para que hagan ejercicio, así evitaremos la obesidad y el aburrimiento.

Atención!!! Tener presente que nunca debemos mantener juntos dos machos de la misma especie ni tampoco de otra especie.

Las cobayas producen abundante orina por lo que es necesario utilizar un lecho higiénico absorbente adecuado para ellas y cambiarlo a menudo para evitar humedades en la jaula.

Adaptación a nuestro hogar. Las cobayas se estresan con cambios en su rutina y/o en su ambiente normal. Una vez en casa, realizar la adaptación poco a poco lo mejor posible a la nueva situación, nuevo hogar, nuevos amigos, nueva alimentación.

Una vez adaptados a nuestro hogar, las cobayas son animales dóciles y muy sociables que demandarán nuestra compañía y atención.

Debemos cepillar a nuestros amigos todos los días para eliminar el pelo muerto y evitar la formación de nudos, especialmente en las razas de pelo largo.

El frío y corrientes de aire pueden hacer que se constipen fácilmente, también son sensibles a altas temperaturas. Debemos acomodarlas en zonas sombreadas, bien ventiladas. Suministrarles agua fresca frecuentemente.

Es importante, especialmente durante el crecimiento, que les de la luz del sol directa para asegurar una correcta absorción del calcio para la formación de unos huesos sanos.



¿ QUÉ ALIMENTACIÓN DEBO DARLE A MI COBAYA ? 

La comida la deberemos poner en un recipiente de acero inoxidable, se pueden combinar los productos secos como semillas y pienso con fruta y verdura que deberá dársela troceada para que le sea más fácil digerir los alimentos.
Es bueno darle algún mino o capricho a tu cobaya y regalarle con alguna chuchería de vez en cuando como puede ser pipas sin sal, también se puede le puede dar heno o alfalfa algo que la cobaya no solo disfrutara comiéndolo sino que podrá hacerse hasta su propia cama.

LIMPIEZA E HIGIENE DE LAS COBAYAS

Este animalito deberá bañarse cada tres o cuatro meses. Es muy importante cuidar la temperatura del agua pues no debe estar ni muy fría ni muy caliente. Usaremos champú especial para conejos cunipic y tener mucho cuidado que no llegue a entrarle en los ojitos ni oidos.
En épocas frías se pueden usar champús que no precisen aclarado, como el champú seco en polvo CUNIPIC.
Para secarlo debe hacerse con una toalla de algodón lo más suave posible pero en ningún caso debe secarse con el secador, pues es peligroso para el animal. Si tiene legañas puede quitárselas con un bastoncito húmedo.


OTROS CONSEJOS IMPORTANTES PARA CONOCER Y TRATAR MEJOR LA COBAYA
* Las cobayas deben ser desparasitadas interna y externamente, y es importante saber que no precisan de ninguna vacuna.
* Has pensado en otra mascota para hacerle compañía a tu amigo? Es muy posible que tu mascota se sienta muy feliz acompañada de otro amigo con el que pueda jugar y comunicar sus emociones y dormir juntos, no olvidemos que los roedores son mascotas de costumbres sociales por lo que siempre buscan un compañero o compañera.
* Uno de los síntomas más evidentes de que nuestra cobaya está sufriendo alguna anomalía es la pérdida de pelo. Este problema suele ir ligado a un rascado, pero en otras ocasiones esta alopecia se presenta sin existir rascado. En este último caso (pérdida de pelo sin rascado) son varias las causas que pueden provocarlo: falta de ácidos grasos esenciales y proteína en la dieta, problemas hormonales o tumores.
* La tiña no suele provocar picor, por lo que no se rascan, pero se diferencia de los problemas anteriores en que provoca lesiones muy localizadas, con costras. Es importante dar a nuestra cobaya una ración diaria de pienso para asegurar que cubren todas sus necesidades, y acudir a un veterinario cuanto antes si sospechamos de cualquiera de las otras causas.
* Sin embargo, hay causas de caída de pelo que son fisiológicas, es decir, no están producidas por una enfermedad, como la pérdida de pelo en flancos al final de la gestación debido a la gran cantidad de hormonas que tiene la madre en ese momento. Ese pelo vuelvo a salir con normalidad tras el parto.
* También tendremos que tener presente que cuando conviven varias cobayas en un mismo lugar puede que unas se “depilen” a las otras por una relación de dominio, es decir, que las cobayas más dominantes se coman el pelo de las más pequeñas.
* En los casos en que la pérdida de pelo va acompañada de un rascado, muchas veces intenso, por parte de la mascota, el problema suele ser una enfermedad parasitaria.
* En este tipo de alopecia se suelen presentar también heridas en las zonas donde el animal se ha rascado. Las causas más frecuentes de este tipo de pérdida de pelo son: piojos, pulgas o ácaros. En estos casos deberemos, siempre, desparasitar al animal y, en función del grado del problema –si las heridas son graves y/o extensas- necesitará medicación recetada por un veterinario. Otra causa no parasitaria de pérdida de pelo con picor son las infecciones bacterianas de heridas y lesiones, por lo que cualquier enfermedad de la piel que no provoque picor pero sí heridas (como la tiña, tumores o carencias nutricionales), sin tratamiento se extenderá y provocará rascado a medio plazo.
* Para detectar el motivo de la pérdida de pelo en nuestras mascotas es necesario revisarles periódicamente, al menos una vez por semana. Mediante un cepillado a conciencia podremos apreciar fácilmente si sufre algún tipo de alopecia y, dependiendo del parásito, incluso lo podremos ver.



"PERSONALIDAD"
Las cobayas son mascotas simpáticas, divertidas y sociables. Sin embargo, también son asustadizas por naturaliza porque cuando están en estado salvaje son la presa de muchos depredadores, por lo que su nivel de desconfianza ante lo desconocido es alto. También hay que tener en cuenta que cada animal tiene su propio carácter, por lo que no hay reglas para sociabilizar cobayas que funcionen de forma generalizada. En realidad, sólo hay una fórmula factible, que es tener tiempo y mucha paciencia. Sin embargo, nuestra forma de actuar con este tipo de mascotas también determinará el éxito. Por eso, ahí van unos cuantos consejos para lograr que el animalito nos pierda el miedo y nos coja confianza.
La abuela de nuestra web, que es muy lista, a continuación nos va a hablar brevemente de los principales sentidos de las cobayas, para que lo tengas en cuenta:
El oído
Las cobayas tienen un fabuloso oído. Los humanos y la mayoría de roedores poseen dos vueltas en el caracol del oído interno. Las cobayas tienen 4, con lo que tienen más células auditivas y una capacidad para percibir frecuencias de hasta 33.000 Hz (los humanos pueden llegar a los 20.000 hertzios). Por lo tanto, su oído es superior al nuestro. Distinguen muy bien todos los sonidos y muchos dueños saben que su cobaya aprende a asociar la apertura de una nevera o el crujir de su bolsa de alimentos con la inminencia de una rica comida. Captan mejor los tonos agudos que nosotros, pero oyen peor los graves. Y recuerda que les dan miedo los sonidos fuertes, con lo que debemos hablarles siempre en voz baja.

El olfato
Se ha calculado que el olfato de las cobayas es 1.000 veces superior al del ser humano. Sabemos que delimitan sus territorios con marcas olfativas, con lo que es un sistema de reconocimiento entre los de su misma especie y también entre los que no lo son. Por eso, para que la cobaya reconozca al dueño es importante que sus manos no huelan a jabón, colonia u otros productos químicos. Así puede aprender fácilmente a reconocerle.
La vista
No es su sentido más desarrollado, pero pueden apreciar ciertos colores, a diferencia de la mayoría de las familias de roedores y lagomorfos. Tienen buena visión nocturna y poseen un amplio campo de visión (visión periférica) por la ubicación muy lateralizada de sus ojos. De este modo pueden detectar la presencia de predadores. El inconveniente de este sistema: que su visión tridimensional es limitada, con lo que tienden a caerse al no calcular bien los cambios de altura. Un consejo: no debemos cogerlas por detrás –es su ángulo muerto de visión-, puesto que se llevaría un susto.
El gusto
Es uno de los menos desarrollados, pero está comprobado que no les gustan los alimentos demasiado amargos. Y tampoco los que son demasiado dulces. Aunque no es una regla que se pueda generalizar, puesto que cada mascota tiene su propio gusto.
El tacto
Las cobayas son seres muy sensibles en cuanto al tacto. Debemos cogerlas de forma suave, sin apretarlas, pero, al mismo tiempo, con firmeza, para evitar que se nos escapen y se lastimen. Debemos encontrar el equilibrio necesario para no impedirles cualquier movimiento. También son cariñosas y les suele gustar que les acaricien.

Estimados lectores, esperamos que haya sido útil nuestra nota, lo invitamos a seguirnos en las redes sociales para ser el primero en conocer nuetras novedades.
Gracias! 
Consejosdelimpieza.com


Instagram

Síguenos en Instagram !


0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

SU OPINION ES MUY IMPORTANTE. Gracias !

Google