LAVAR Y ESTERILIZAR CORRECTAMENTE LOS BIBERONES O TETEROS.



Existen cientos de mitos sobre la limpieza de biberones, algunas casa comerciales lo aprovechan para lanzar al mercado productos cada vez más sofisticados para el tratamiento de éstos recipientes para alimentar bebés; lo que sí es muy cierto es que limpiar bien los biberones después de cada uso es fundamental para evitar que aparezcan bacterias tanto en el recipiente o en el chupo o tetina.
NOTA:
No es necesario esterilizarlos, salvo indicación expresa del pediatra, con un simple lavado después de cada toma, el cuerpo del bebé está en condiciones de desarrollar inmunidad a las bacterias normales de una casa, siempre guárdelos secos y limpios ya que cuando no hay una limpieza adecuada, los restos de leche son más propensos a crear bacterias dada su composición orgánica.

LA MANERA MÁS EFECTIVA DE LIMPIAR UN BIBERÓN O TETERO PARA BEBÉS:

El método tradicional con el cepillo:
Existen en el mercado infinidad de cepillos y biberones (algunos dicen que son auto-lavables incluso), siendo la manera más sencilla de lavar correctamente un biberón, con jabón de lavar platos y un cepillo que abarque el interior del biberón, haciendo movimientos verticales y horizontales y terminar enjuagando un par de veces, después pasar por la “rosca” del vaso y enjuagar vigorosamente.

No olvides que la limpieza debe ser después de cada uso y con agua y jabón; Se deben esterilizar una vez por semana por lo menos especialmente los seis primeros meses.

4 MANERAS DE ESTERILIZAR UN TETERO O BIBERÓN.

Una vez el biberón está lavado puedes utilizar:

PASTILLAS ESTERILIZANTES
De venta en cualquier farmacia, se utilizan poniéndolas en el fondo del biberón y llenarlo con agua fría, dejar reposar y en media hora harán efecto.

ESTERILIZADOR DE MICROONDAS 
Es un aparato en el que puedes poner más de un biberón y lo único que tienes que hacer es ponerles un poco de agua, 200 ml aprox., y luego meterlo al microondas durante 3 o 4 minutos.

ESTERILIZADOR ELÉCTRICO
Este es el método más caro, pero también sencillo y rápido. Sólo tienes que conectarlo a la corriente y esperar un par de minutos.

AGUA HIRVIENDO
Este método es el más clásico, mete los biberones en una olla grande llena de agua, llévalos a ebullición para matar las bacterias.



TIP:
1. Dales un toque final secándolos por fuera con paños de microfibra, no utilice papel o servilletas de cocina para no dejar pelusas y atrapar correctamente el polvo para minimizar la acumulación de suciedad.

2. Existen en el mercado las cajitas de polietileno o plástico que vienen como accesorios para los lavavajillas, donde se pueden meter los biberones, chupos, teteros, escobillas de lavado y los juguetes que su bebe se introduce en la boca. Funcionan con un ciclo normal del lavavajillas. (ver figura).

La abuela hace un reflexión al respecto:
… hace tantos años que existen los biberones y en los últimos tiempos han aparecido múltiples aparatos y elementos que se hacen llamar imprescindibles para el lavado de biberones, sin embargo la sociedad ha sobrevivido muchos años y sin ningún problema, haciendo lo más sencillo y eficaz que es preparar una mezcla de agua caliente con detergente y agitarlo como si fuera la leche del bebé…

Agradecemos su consulta y lo invitarnos a seguirnos en las redes sociales.
Un saludo,
EL ADMINISTRADOR.
Instagram


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

SU OPINION ES MUY IMPORTANTE. Gracias !

Google