8/2/19

EL AGUA CALIENTE DE CASA

Todos en algún momento hemos dado el clásico “salto” cuando en la ducha nos sorprende un chorro de agua fría, ya sea porque se ha acabado el agua caliente, porque han abierto un grifo en otra parte de casa, o porque simplemente no tenemos un sistema eficiente para calentar el agua en casa y la vieja caldera funciona cuando quiere; por ello en Consejosdelimpieza.com te vamos a dar un breve repaso por los sistemas de calentamiento de agua sanitaria más comunes actualmente.


CALENTAR DE FORMA EFICIENTE EL AGUA EN CASA

NOTA: Para comenzar, lo primero que queremos indicar es que es muy importante que tenga en cuenta que gran parte del gasto energético de una vivienda, corresponde al calentamiento de agua (la que sale por el fregadero, lavabo, ducha, etc), la cual influye hasta en el 30% del total del consumo. Por lo anterior es muy importante tener en cuenta lo siguiente:

Si lleva más de 6 años sin cambiar el sistema para calentar el agua de su casa, plantéese dar un vistazo por los nuevos sistemas para agua caliente sanitaria, e incluso revisar la normativa de su ciudad, ya que actualmente el tema de eficiencia energética está experimentando cambios enfocados en el consumo responsable, el ahorro y la protección del medio ambiente… también porque probablemente ese viejo calentador sea un desperdicio de dinero.




EL SISTEMA CORRECTO PARA TENER AGUA CALIENTE SANITARIA



En muchos países aún se mantiene la “antigua” ducha eléctrica que además de ser peligrosa y anticuada, es uno de los sistemas más caros para calentar el agua, y sólo funcionan (como su nombre lo indica), en la ducha, por eso deshágase de la suya inmediatamente, su factura lo agradecerá.


Las calderas de gas son otro sistema muy utilizado que además de influir en los costes de la electricidad, tiene mucho peso en la factura de gas, con lo que en ocasiones puede resultar costosa; sin contar con que siempre hay que esperar a que el agua “se caliente” y pase por la tubería hasta llegar al grifo que estamos utilizando.

Una desventaja puede ser la engorrosa instalación que requiere, la normativa tiene ciertos requerimientos en cuanto a las acometidas que se deben tener para su instalación, además de ser poco prácticas para ser colocadas en lugares reducidos.


Otra forma de obtener agua caliente sanitaria en casa son los llamados calentadores de agua, los cuales son normalmente eléctricos y cuyos modelos actuales se han especializado en los “bajos consumos” para adaptarse a los conceptos de la eficiencia energética, y a nuestro deseo eterno de abaratar costes en facturas de servicios públicos.

Son una opción muy recomendable, en especial los nuevos modelos; sin embargo, antes de buscar el suyo, tenga en cuenta los siguientes aspectos y pregunte por ellos para elegir los que más le convengan:

  • Prefiera los sistemas de acumulación de agua caliente ya que son más eficientes que los sistemas sin acumulación.
  • Consulte sobre las garantías que ofrecen.
  • Mantenga en perfecto estado sus instalaciones de agua, es decir, evite grifos que goteen, prefiera los mezcladores de agua, averigüe por los cabezales de ducha de bajo consumo y muchos otros detalles que le ayudarán a ahorrar.
  • Hable con los vendedores del espacio que tiene disponible para el “calentador” de agua para que le recomienden el que mejor se adapte a su espacio disponible; en caso de utilizar depósitos de agua, es muy importante que pregunte sobre los materiales de fabricación y elija los que tengan revestimiento interno que los mantendrá protegidos contra la corrosión.
  • Finalmente, adopte hábitos de ahorro como evitar los largos baños (uso de bañeras) y preferir las duchas que consumen casi cinco veces menos de energía, acostúmbrese a cerrar el grifo cuando no lo esté utilizando, y en general, dirija su atención hacia pautas de consumo responsable.

Bien, así llegamos al final de nuestra nota, esperando que haya resultado útil y que ponga en práctica los consejillos descritos anteriormente.

¡Hasta la próxima!
Consejosdelimpieza.com

Calentadores de agua sanitaria


Google