6 CLAVES DE MOTIVACIÓN PARA LA LIMPIEZA DE LA CASA.






Como lo saben muchos de nuestros lectores, la rutina diaria del hogar o la casa comienza como un círculo vicioso de platos sucios, cestos de lavandería y una que otra mancha que necesariamente requieren atención.

Si a lo anterior sumamos una casa con niños pequeños, o un entorno familiar dominado por el trabajo, resultará muy fácil hacerse perezoso alrededor de la limpieza y atención en la casa. Pero poniendo en práctica algunos consejos, podrá llegar a rechazar la apatía y falta de interés en el cuidado de la casa, incluso podrá dejar de percibirlo como una molestia.


MOTIVACIÓN PARA HACER LA LIMPIEZA DEL HOGAR


PIENSE EN ELLO COMO SI FUESE UN PUESTO DE TRABAJO.
Seguramente hace mucho tiempo que lo ha concebido como un trabajo (muchas veces mayor a 8 horas al dia); la planificación de comidas, pagar las cuentas, el calendario de familiar, hacer las veces de taxista de los chicos, son un gran trabajo. Entonces piense en su casa como una empresa que debe ser eficiente y segura y asuma su papel de Presidente, de esa manera usted comenzará a abordar las tareas de casa con un sentido mayor de importancia y orgullo… si ello no da resultado hay más cosas por hacer.

NUNCA EMPIECE SU DÍA CON LAS LABORES DEL HOGAR.

Inicie siempre el día con una actividad de carácter personal, como presidente que es, debe crear su propia rutina de mañana para empezar su día y los que están a su alrededor tarde o temprano lo entenderán y respetaran, es sorprendente el resultado. Algunas de esas actividades pueden ser las que realiza en el transcurso del día, como revisar su E-mail, el FACEBOOK, dar un paseo, leer una revista o simplemente disfrutar de un café en silencio.
Seguramente ya existe una rutina muy establecida y probablemente tenga que levantarse 15 minutos antes, no lo dude y hágalo; lo anterior marcará un comienzo de día diferente (quienes conocen la programación y PNL lo comprenderán mucho mejor).
Si en algún momento ve la oportunidad de dar a su compañero o niños algunas nuevas tareas sencillas que no toman mucho tiempo ni esfuerzo mientras usted consigue el espacio para lo anteriormente mencionado, tampoco dude en hacerlo.

HAGA PRIMERO LA TAREA QUE PEOR LLEVA.
Siempre empiece atacando la tarea que más detesta, si por ejemplo es poner la lavadora, con la mente fresca recoja la ropa para lavar y deje la colada puesta, tenga siempre en cuenta que si no lo “saca” de los pendientes de primero, lo atormentará durante todo el día, haciendo más pesadas el resto de las funciones.

ENCUENTRE PLACER EN ALGUNA FUNCIÓN.
Algunas personas desarrollan un odio hacia cada uno de los quehaceres domésticos mientras hay otras personas que los  encuentran terapéuticos. Lo que sí está probado es que cada uno de nosotros puede encontrar al menos una tarea de la que disfrutamos. Encuentre una parte del manejo de su casa que le pueda general algún placer o inspirar (sea paciente, todos los seres humanos tenemos esa capacidad). Hay gente que disfruta mucho arreglando el jardín, doblando la ropa, cultivando hierbas o solamente sentando en su silla favorita inspeccionando su casa.

SALGA DE CASA.
Cuando la alfombra está sucia, los juguetes de sus hijos por todas partes y la ropa todavía espera para ser guardada en su sitio, salga un momento de casa alternando labores como pagar alguna factura, ir a la compra o simplemente al parque del barrio; le ayudará a quitarse del entorno y recargar sus baterías.
Solo con salir de las cuatro paredes de su casa, despejará la mente y volverá con una actitud fresca.

SIEMPRE TERMINE SU JORNADA EN EL HOGAR.
Cuando hay tanto trabajo en la casa, parece difícil encontrar el momento de terminar, pues es muy importante que tome una hora del día para terminar las labores. Lo anterior para que por un lado su familia se vaya acostumbrando a la rutina y no pidan “favores” después de dicha hora y lo segundo para que su cuerpo ejercite la capacidad normal de desconectar.

En un primer momento tendrá que dejar algunas labores para el otro día, pero poco a poco irá cuadrando el horario y un día se dará cuenta que después de las ocho de la noche cuenta con un valioso tiempo libre para estar en familia y hacer otras cosas, a los miembros de la familia les va a encantar.
Gracias por seguir nuestra web, recuerde que si le gusta nuestra publicación puede compartirla en FACEBOOK y las redes sociales.
Un saludo,
EL ADMINISTRADOR.

Por dónde empiezo a limpiar?

Instagram

6 comentarios :

Anónimo dijo...

Interesante lo que explicaís!! trabajo fuera de casa y llego cansadísima asi que hacer las labores de casa me cuesta y me agobian, pero tras leeros lo veo con otra óptica.

Me ha servido mucho sobretodo el empezar por lo que mas odio asi luego es todo mas llevadero y tener una hora de fin de tareas es genial!!!

muchas gracias!!

Sergio Martinez dijo...

Estimada lectora,
Gracias, sabíamos que por lo menos una persona lo iba a encontrar acertado.
Agradecemos tu apoyo.
Un saludo,
EL ADMINISTRADOR.

Anónimo dijo...

Imposible es delegar donde hay 13 personas todas salen a trabajar y al final todas cansadas no se hacen responsables y se vuelve a reves todo que me aconseja por que yo tambien trabajo y entre 12 y 16 horas.
Y si son muy intersantes sus consejos

Sergio Martinez dijo...

Estimada amiga,
Estamos e acuerdo, de hecho es una injusticia que luego de 12-16 horas de trabajo, tengas que llegar a dejar una casa limpia.
Un saludo
EL ADMINISTRADOR.

Aly Aly dijo...

No me gusta hacer nada y nunca tengo constancia odio todo desde lavar los platos a doblar ropa lavar pisos limpiar baño y quiero cambiar pero no puedo es más fuerte que yo tengo un pequeño de 6 años y obligada lo hago pero luego de tres días sin fregar o casi 2 semanas ropa para doblar no se nada me incentiva ayudaaaaaas x favor

Sergio Martinez dijo...

Ánimo querido lector!

Publicar un comentario en la entrada

SU OPINION ES MUY IMPORTANTE. Gracias !

Google