¿SANGRE POR LA NARIZ? TRATAR CON LAS HEMORRAGIAS NASALES.



Alguna vez nos ha pasado a todos por cualquier motivo o sin el, comenzamos a sangrar por la nariz y por ello a continuación explicaremos lo que los expertos sugieren como origen de ésta molesta situación, cómo prevenirla, remedios caseros para tratarla y los primero auxilios en caso de una hemorragia nasal.

NOTA: Siempre consulte a su médico en caso de sangrado por la nariz, se puede deber a múltiples causas y en Consejosdelimpieza.com nos importa su seguridad.

¿QUE SON Y CÓMO SE ORIGINAN LAS HEMORRAGIAS NASALES?

La epistaxis se clasifica en anterior y posterior, Las epistaxis anteriores suponen el 90% del total de casos y consiste en un punto sangrante que se encuentra normalmente en la mucosa de la región anterior del tabique nasal que a su vez es una de las zonas más ricas en vascularización debido a un plexo arterial conocido como plexo de Kiesselbach. 
En el caso de las epistaxis anteriores, el signo más frecuente es la emisión de sangre a través de un orificio nasal o de ambos.

Las epistaxis posteriores son menos frecuentes y suponen aproximadamente un 10 por ciento del total de casos y se trata de un sangrado leve a través de las fosas nasales sumado a la caída de sangre a través de la faringe y el tragado de la misma. Esta caída de sangre se evidencia pidiendo al paciente que abra la boca dejando la lengua dentro y observando sangrado activo por detrás de la úvula, éstas pueden ser originadas por la arteria etmoidal anterior o posterior y las esfenopalatinas.

CASUAS DE LAS HEMORRAGIAS NASALES



Rinitis alérgica
Un objeto alojado en la nariz
Barotrauma
Sonarse la nariz con mucha fuerza
Irritantes químicos
Lesión directa en la nariz, incluyendo una fractura de nariz
Síndrome de Osler-Weber-Rendu
Hurgarse la nariz
Abuso de los aerosoles nasales
Estornudos constantes
Cirugía facial o nasal
Tomar grandes dosis de ácido acetilsalicílico (aspirin) o medicamentos anticoagulantes
Infección de las vías respiratorias altas
Cambios bruscos de clima, Aire muy frío o muy seco

NOTA: Las hemorragias nasales repetitivas pueden ser un síntoma de otra enfermedad, como hipertensión arterial, alergias, un trastorno de sangrado o un tumor de la nariz o los senos paranasales.

¿QUÉ HACER EN CASO DE UN SANGRADO POR LA NARIZ?

MÉTODO Nº1.
1.Sujeta contra tu nariz un pañuelo de papel o un pedazo de tela suave. Esto se puede hacer con una mano, así podrás usar la otra para seguir trayendo pañuelos a tu nariz. Minimiza el desorden para que no estés tan irritado con el sangrado mientras dure y cuando se acabe.

No te suenes la nariz, ya que podrías provocar que el sangrado empeore.
Si el sangrado es muy fuerte, tal vez necesites usar una toalla.

2.Ponte cómodo.
Siéntate en una silla e inclínate ligeramente hacia adelante. También te podrías inclinar hacia atrás para que la gravedad ayude a detener el sangrado; pero corres el riesgo de que tragues tu propia sangre, lo cual puede irritar tu estómago y puede provocarte vómito.
Resiste la tentación de acostarte, por la misma razón de que no debes inclinarte hacia atrás.
Si quieres quedarte de pie, puedes hacerlo; pero es mejor que te relajes y te sientes por unos minutos mientras se detiene el sangrado.

METODO Nº2.
1.Aplica una compresa o apósito frío sobre el puente de la nariz. El frío hará que los vasos sanguíneos se contraigan, ralentizando el sangrado. Prueba uno de estos métodos:
Humedece un trapo de limpiar con agua fría. No es tan frío como debería, pero es más cómodo que el hielo en la piel, y también ayuda.
Haz un paquete de hielo rápido y ponlo dentro de una bolsa de plástico con cierre hermético, y sujétala en lo alto de tu nariz. El hielo triturado es ideal, pero los cubitos también funcionan.

2.Ten a mano esponjas congeladas. Si tienes la tendencia de sangrar por la nariz a menudo, este truco te ahorrará mucho tiempo. Consigue una esponja de cocina nueva, mójala un poco y métela en una bolsita con cierre hermético. Pon la bolsa en el congelador y usa la esponja congelada cada vez que tengas un sangrado. Es más práctico que estar preparando hielo en una bolsa mientras sangras.

MÉTODO Nº3.
1.Inclínate hacia adelante y sujeta con dos dedos tu nariz manteniéndola bien cerrada durante 5-10 minutos. Esto ayudará a que la sangre se coagule y deje de fluir, de la misma forma que una venda se aplica presionando una herida para que cese el sangrado.
Pellizca ambos orificios nasales para que estén completamente cerrados. Mientras haces esto, debes respirar por la boca.
Si tienes a la mano algún spray nasal, como el Afrinex, puedes usarlo.

2.Espera 10 minutos. Puede parecer demasiado tiempo, pero vale la pena si se detiene el sangrado. Procura mantenerte calmado pensando en cosas agradables, así tu presión sanguínea y tu pulso se mantendrán bajos.

METODO Nº4.
1.Reconoce cuándo hay que llamar al doctor. La mayoría de los sangrados por la nariz no son peligrosos y no requieren de cuidado médico de emergencia. Otros sí lo son, así que hay que conseguir ayuda médica en los siguientes casos:
Sigues sangrando pasados 20 minutos.
La hemorragia comenzó después de haber sufrido un daño en la cabeza.
Te golpeaste en la nariz y sospechas que se rompió.
En esta ocasión nuestra enfermera nos dará un A, B,C recomendado por los médicos para mantener a raya las hemorragias nasales o los episodios de sangrado por la nariz:
A-Combate la sequedad. Mucha gente sufre de sangrados de nariz durante la época del año en que el ambiente es más seco o si viven en un clima desértico. Aquí encontrarás qué hacer para mitigar los riesgos:
Enciende un humidificador; éstos aparatos se consiguen por poco dinero y son fáciles de manejar; se puede utilizar mientras duermes.
Puedes también ayudarte con un spray nasal salino cuyo propósito es ayudarte a mantener tus conductos nasales húmedos.
B-Mantente fresco. Acalorarse puede llevar a una hemorragia nasal, así que procura mantener fresco tu cuerpo y tu entorno.
Enciende ventiladores o aire acondicionado en tu casa.
Ponte ropa de algodón que deje transpirar.
Mantente hidratado bebiendo agua fresca.
Moja tus muñecas con agua corriente.  
C-Evita tocarte la nariz especialmente si has sangrado recientemente, los objetos extraños pueden remover el coágulo y desencadenar una nueva hemorragia.



Para terminar una pregunta que muchos se han hecho:

-¿Las Aspirinas pueden producir sangrado o hemorragia nasal?


La respuesta es Sí, la prolongada ingesta de aspirina (ácido acetil salicílico) produce dificultad para que las plaquetas de la sangre formen el coágulo. Una dosis de 100 mg (es decir la quinta parte de un comprimido de 500 mg) es suficiente para generar tendencia al sangrado durante el término de 7 días. 

Hay gente que toma diariamente aspirina sin indicación médica y sin saber que esto puede ocurrir mientras que otro grupo de pacientes debe tomar aspirina diariamente por indicación médica del clínico o cardiólogo para prevenir trombosis arterial (infartos). 
En caso de presentarse un sangrado nasal se debe considerar según el caso suspender o no la medicación durante algunos días; No olvide que esta decisión se suele tomar en conjunto por el otorrinolaringólogo y el cardiólogo.

Gracias por su visita, para nosotros es muy importante resultarle útil.
Síguenos en las redes sociales y hasta la próxima !
Un saludo,
EL ADMINISTRADOR,

Instagram

Sigue nuestra sección ECOnsejos en Instagram.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

SU OPINION ES MUY IMPORTANTE. Gracias !

Google