TRUCOS DE JARDINERÍA Y CUIDADO DE LAS PLANTAS.




El trabajo de jardinería es especialmente recomendable para superar situaciones de estrés, ansiedad o depresión, ya que influyen muy positivamente en los estados anímicos.


CONSEJOS PARA CUIDAR EL JARDÍN

Lo más importante para un jardinero, es el interés de aprender y no parar de observar. Recomendamos empezar con plantas que no requieran muchos cuidados.

Microclimas en el jardín. Los muros, las condiciones orográficas del terreno, rincones más cálidos o frescos, etc. Los sitios más guarecidos del viento y el frío, o con más sombra, etc.… Podrás aprovecharlos para situar ahí las especies más delicadas.

Sol y sombra. Analiza las zonas de luz y de sombra del jardín y elige las plantas en función de ello. Para sombra profunda tienes entre otras: Boj, Hiedra, Acebo, Mahonia, Rubus tricolor, Helechos, Vinca, etc.

Hoja perenne. Usa árboles y arbustos de hoja perenne para que en invierno no se vea el jardín o terraza desolado, sin vida y sin masa vegetal protectora.

PLANTAS AROMÁTICAS PARA TU TERRAZA.

Salvia, Orégano, Poleo, Santolina, Tomillo, etc.
Trompetas del Juicio o Datura.
Laurel con hojas de aroma agradable.
Rosal, Romero, Jazmines, etc.
Mandarino, flores y frutos con aroma agradable.
Hierva Luisa, un arbusto con gran olor a limón.

PLANTAR DE OTOÑO. 
Una de las mejores estaciones para renovar el jardín, sustituyendo las plantas que han perecido por calor o, simplemente, por varias la estética del jardín.

Durante la época otoñal, el clima favorece las especies recién plantadas, siendo el clima Mediterráneo el más idóneo para plantar (más incluso que la primavera).


TÉCNICA DE JARDINERÍA.

En tutorado. Antes de plantar un árbol clavar un tutor en el fondo del hoyo. Para evitar rozaduras, envolveremos el tronco en un poco de gomaespuma, ataremos el tutor en forma de ocho, dejando la atadura larga, de modo que permita ir aflojando la tensión a medida que el tronco crece.

PLANTACIÓN DE VIVACES.
Su época suele ser la primavera, aunque también puede hacerse en otoño en regiones de clima suave.
Se les da una labor de cava que es aprovechada para dar el abonado de fondo.
7 Kg/m2 de estiércol de vaca.
40 g/m2 de sulfato de amónico.
80 g/m2 de superfosfato de cal.
40 g/m2 de sulfato potásico.
Se seleccionará una planta dominante, la cual ha de repetirse, (ocupar dos o más sub-espacios).
Las plantas dominantes deben tener un periodo de floración largo. Lo ideal, es que ese periodo se solape durante otoño-invierno, de modo que el borde esté colorido todo el año ó gran parte del mismo.
Las plantas periféricas serás más bajas, y las interiores, más altas. La graduación en altura consigue un buen efecto visual.

RIEGO.
Tener en cuenta las zonas más soleadas. Riega durante las horas del día más frescas, cuando la evaporación es menor, (mañana y tarde). Un riego continuado en macetas, empobrecerá los nutrientes minerales de la tierra, (Nitrógeno, Potasio, etc.) además de posibles encharcamientos. Las gotas sobre hojas o flores favorece el desarrollo de hongos.
 
Riego por método de plato. Consiste en poner una maceta sobre plato o cuenco con agua, durante un rato, una vez que se ha absorbido por capilaridad, se retira; Azalea, Begonia de flor, Begonia de Rex, Brezo, Ciclamen, Culantrillo, Helecho espada, Violeta africana, etc.

COMPOST.
Hierba, hojas y otros materiales procedentes de plantas muertas son buenos para el suelo si previamente se convierte en compost. Devolverán los nutrientes al suelo, mejorando su estructura, dándole vida y volviéndolo más esponjoso.


Abono foliar. Consiste en pulverizar los fertilizantes directamente sobre las hojas para que absorban rápidamente y sean metabolizados de inmediato. Aportan micro-elementos un complemento preciso para nuestras plantas. Respeta las dosis de los envases y evitaras quemar las hojas. No aplicar con sol directo.

Des-puntos. Consiste en pellizcar regularmente el extremo de los tallos, estimulando el desarrollo de las ramificaciones laterales redondeando la planta, y proporcionándole un aspecto más atractivo (sin tallos larguiruchos) y con más flores.

Tierra de macetas empaquetada y seca. Aflójala con un tenedor y sumérgela con un barreño en agua. Hasta que dejen de formarse burbujas. Escurre el agua y pulveriza las hojas.

Prevenir malas hierbas: Podemos prevenirlo extendiendo en el suelo una capa de trozos de corteza de pino, restos de siega, grava, etc. Haciendo un acolchado que además servirá para conservar la humedad del suelo.


Gasto y Plagas.
Elige plantas autóctonas, las Crasas y los Cactus, son muy resistentes a parásitos.

Multiplica tus plantas mediante esquejes o divisiones de mata. Otoño y primavera son las épocas ideales para hacerlo. Separa las porciones con un cuchillo afilado, dejando hojas y raíz; planta inmediatamente y mantén las tierra húmeda los primeros días. Protégelas del viento.

Truco_ Impregnando la base de los esquejes con polvo de hormonas se consigue mayor porcentaje de agarre.

SEMILLEROS.
Con una maceta, un palito y una bolsa de plástico (con algunos agujeros) transparente puedes crear un mini-invernadero.


Esperamos que con ésta nota, tengas unas pautas iniciales para mejorar el aspecto de tu jardín. Esperamos sus dudas y sugerencias.
PUEDES LEER:
ELIMINAR INSECTOS Y HORMIGAS
DEL JARDÏN:
Un saludo,
EL ADMINISTRADOR.

Instagram

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

SU OPINION ES MUY IMPORTANTE. Gracias !

Google