COMO LIMPIAR LAS PERSIANAS VENECIANAS





Las persianas Venecianas pueden ser difíciles de limpiar; las que usualmente vemos en oficinas y hogares van desde las versiones viejas hechas de plástico o metal (polímeros sintéticos) hasta las versiones más modernas de madera y con toques de diseño... pues bien, todas atraen polvo (son un imán al actuar de filtro entre el exterior y la casa) y necesitan de una limpieza regular y periódica. 
A continuación dos formas de limpiar ligeramente (para limpieza regular) y una de limpieza profunda para cuando la acumulación de suciedad es demasiada (usualmente en la cocina o el baño). 


RECOMENDACIONES PARA LIMPIAR LAS PERSIANAS

* Busca los puntos problemáticos de tu persiana puesto que no querrás que se termine cayendo si está mal anclada o no sea completamente accesible para dejarla limpia en su totalidad. Ten en cuenta también deshacer o limpiar cualquier mancha o áreas pegajosa para que parta de una base uniforme para la limpieza general.
*Los limpiadores para ventanas de madera y los limpia cristales de PH neutro (si lo consigues) ayuda mucho, los neutros los puedes dejar 15 segundos aflojando la mancha, al final seca con toallas de papel antes de proceder.
*Amarra las cortinas o cualquier otro tipo de mobiliario suave cercano a las persianas.
*De los procedimientos que describiremos a continuación, NO utilices el segundo método en persianas Venecianas de madera, preferiblemente intenta limpiarlas con regularidad utilizando un método ligero y poco abrasivo y así evitar un limpieza vigorosa y exigente.

PASOS PARA LA LIMPIEZA REGULAR DE LAS PERSIANAS VENECIANAS



1- Cierra las persianas.
2- Obtén un guante suave de algodón. Como algo alternativo, puedes comprar un guante para atrapar el polvo o una tela para la secadora de ropa. Incluso las toallas de papel de la cocina pueden funcionar si es necesario pero asegúrate de reemplazarlas con regularidad mientras limpias. Las telas para la secadora son geniales ya que reducen la electricidad estática.
3- Mantén el guante seco para las persianas de madera. Los guantes húmedos o aceitosos dejarán marcas. Para persianas metálicas o de polímeros sintéticos, puedes utilizar un guante ligeramente húmedo (agua o un limpiador en spray no pegajoso). Si usas un spray limpiador, revisa si el spray se puede utilizar con tu material. No quieres terminar con líneas pegajosas en tus persianas que atraerán más suciedad.
4- Pasa tus dedos ligeramente sobre las persianas. Haz esto del centro hacia un extremo, tanto derecha como izquierda. Esto ayuda a asegurar que el polvo adicional no se pase a través de toda la persiana de un lado al otro.
5- Abre la persiana y ciérrala al lado opuesto. De nuevo, pasa tus dedos ligeramente sobre las persianas. Si te es más sencillo, abre las persianas y pasa tus dedos debajo de ellas.
6- Cambia o sacude tu guante o tela de limpiar regularmente para evitar crear más polvo en las persianas.
7- Prepara la aspiradora. Ajusta el cepillo de paño suave a la boquilla. No utilices una boquilla sin este accesorio, pues puedes rayar o estropear las persianas.
8- Sostén las persianas con una mano para prevenir que se golpee mientras mueves el cepillo sobre ellas.
9- Aspira del centro hacia afuera, tanto para derecha como para la izquierda.
10- Repite hasta que las persianas estén listas de un lado. Abre las persianas y ciérralas hacia el otro lado y limpia la parte posterior.

PROCEDIMIENTO DE LIMPIEZA A FONDO DE LAS PERSIANAS VENECIANAS


Recomendada principalmente para persianas Metálicas y de Polímeros Sintétic.

1- Asegúrate de que las persianas están abajo completamente cerradas para proceder a los procedimientos para desmontarlas descritos en sus manuales (recuerda que en la web puedes encontrarlos en las páginas del fabricante o de comercio online).
2- Quita las persianas con cuidado de no perder de vista piezas sueltas.
3- Pon las persianas en la base de la bañera. Dobla hacia atrás si son muy largas para que quede completamente cubierta de agua tibia y añade una solución limpiadora simple,como detergente para vajillas o blanqueador de PH neutro.
4- Deja en remojo por media hora y frota suavemente con un cepillo de cerdas suave (una brocha viene muy bien). Si las persianas tienen mucha suciedad acumulada, tal vez sea necesario remojarlas toda la noche.
5- Enjuaga las persianas vaciando la bañera y con un cubo ve añadiendo agua para que caiga la suciedad o utilizar la ducha hasta que todo el residuo de jabón sea removido y el agua salga limpia.
6- Cuelga a un lado para que escurran un poco y luego intenta re-colocar en su posición si el clima lo permite, intenta que no les penetren directamente los rayos solares y si es necesario o tienes prisa con ellas, una secadora de pelo con aire frío puede acelerar el proceso de secado. 
7- Ponlas en su posición normal una vez que estén secas si no lo has hecho y ya esta!

No olvides seguirnos en las redes sociales, tus comentarios son muy importantes.
Un saludo,
EL ADMINISTRADOR.

Limpieza de persianas.


Instagram


Click para seguir a "HUMOR LIMPIO" en Pinterest.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

SU OPINION ES MUY IMPORTANTE. Gracias !

Google