20 REMEDIOS CASEROS PARA TRATAR UN HERPES BUCAL





El herpes simple (del latín herpes, y del griego ἕρπης, «reptar»)1 es una enfermedad infecciosa inflamatoria de tipo vírico, que se caracteriza por la aparición de lesiones cutáneas formadas por pequeñas vesículas agrupadas en racimo y rodeadas de un aro rojo. Es causada por el virus herpes simplex, o virus herpes hominis, de tipo I (VHS-1) que afecta cara, labios, boca y parte superior del cuerpo.
Las úlceras bucales, ya sean en forma de llagas o de herpes, resultan siempre antiestéticas y verdaderamente molestas. En la mayoría de casos desaparecen a los pocos días, pero es necesario conocer cuál es la naturaleza de este problema para poder efectuar un diagnóstico correcto.

El doctor Pablo Umbert, profesor y jefe del servicio de Dermatologia del Hospital Universitari Sagrat Cor y Director del Institut Pablo Umbert de la Clínica Corachán de Barcelona, destaca de entre todos los problemas de úlceras bucales los que son más comunes: los herpes simple y los aftas.

Diferenciar un herpes simple de un afta
Por lo general es bastante fácil diferenciar un herpes simple de un afta, aunque cuando se ha llegado al punto en que la lesión se ha convertido en costra es más costoso realizar esta distinción. 
El herpes simple es una enfermedad de tipo vírico que presenta lesiones tanto en la piel como en las mucosas. Se caracteriza por la sensación de quemazón en el área donde se localizan las pequeñas vesículas, que suelen agruparse en forma de racimo. El afta es una de las lesiones más frecuentes por lo que se refiere a la cavidad bucal. Su color es blanquecino, es pequeño y doloroso, y normalmente dura unos 20 días.


CONSEJOS PARA TRATAR EL HERPES BUCAL

Modo de contagio:
El herpes simple se contagia por contacto, como por ejemplo por un beso. También se puede transmitir por medio de la saliva en las relaciones sexuales, y en todos los casos puede tardar varios meses en manifestarse tras la adquisición del virus. Cuando se presenta, el herpes simple puede complicar algunas enfermedades dermatológicas como la psoriasis o la dermatitis atópica. El afta, por el contrario, no es contagioso ni se transmite de una persona a otra.
El herpes zóster:
El herpes zóster también debe diferenciarse del herpes labial puesto que son dos cosas totalmente distintas. El herpes zóster consiste en una reactivación latente del virus de la varicela. En realidad estamos hablando de una neuropatía que puede tener afectación dermatológica o no. En este caso es necesario efectuar un diagnóstico rápido con tal de evitar futuras complicaciones que podrían desencadenar en una ceguera o una parálisis facial, entre muchas otras afectaciones. Por lo tanto, y en palabras del propio doctor Umbert, los herpes zóster son un auténtico peligro.

Motivos por los que aparecen los herpes o heridas en la boca:


Lo cierto es que la aparición tanto de aftas como de herpes simples se debe a motivos multifactoriales. Se conoce que una disfunción del sistema inmunitario es lo que produce las lesiones. En el caso del afta una de las causas desencadenantes puede ser el roce de los aparatos de ortodoncia ( los braquets), lo mismo que problemas de estrés o alguna infección. Existen muchos tipos de aftas, en algunos casos de mayores dimensiones, llegando a producirse lesiones de hasta 2 centímetros. El doctor Umbert insiste en la necesidad de efectuar un diagnóstico correcto y lo más temprano posible. Algunas patologías pueden derivarse de una úlcera bucal persistente, como algunos carcinomas.

COMPARTE ÉSTA NOTA POR WHATSAPP

20 REMEDIOS CASEROS PARA CURAR EL HERPES O VEJIGAS DENTRO DE LA BOCA

Ante una lesión bucal que no responde al tratamiento clásico hay que investigar exactamente de qué tipo de úlcera hablamos. Para eso hay que hablar con el paciente, que nos dirá como es la lesión, si le suele aparecer, etc. También se realizan citologías y biopsias para analizar las muestras de forma microscópica, lo mismo que análisis de sangre. Todas estas pruebas ayudan a conocer mejor la lesión que se maneja y, en consecuencia, se consigue recetar el tratamiento más adecuado para cada caso.
Remedio para el herpes bucal #1: Aplicar  una bolsa plástica llena de hielo, envuelta en una toalla, a la primera sensación de cosquilleo del herpes labial con el fin de reducir su inflamación y meter un hielo dentro de la boca y sostenerlo con la lengua contra la parte afectada.
Remedio para el herpes bucal #2: Aplicar directamente una bolsita de té negro para calmar el ardor.
Remedio para el herpes bucal #3: Limpiar diariamente la ampolla del herpes con la pulpa de un tomate y después aplicar aloe vera lo cual ayudará a secar el área afectada.
Remedio para el herpes bucal #4: Empapar un pedazo de tela de algodón con hamamelis y aplicar varias veces al día con el fin de resecar las llagas o erupciones.  Evitar pasar estos paños por otras partes del cuerpo ya que podrían contagiarlas.
Remedio para el herpes bucal #5: Empapar un pedazo de tela con una o dos cucharadas de aceite de ricino y luego aplicar sobre el área donde se ubica la herida.
Remedio para el herpes bucal #6: Colocar en la zona donde está ubicado la vesícula (ampolla) 2 gotas de aceite esencial del árbol del té  cada 15 minutos. Este aceite es considerado un antiviral que impide que el virus se desarrolle y por lo tanto, los síntomas desaparecen en poco tiempo. (Remedio proveniente de la aromaterapia) 
Remedio para el herpes bucal #7: Extraer el jugo de un limón y aplicar unas cuantas gotas directamente sobre el dolor o se brote. Realizar esta operación 3 veces al día.
Remedio para el herpes bucal #8: Poner un poco de ceniza sobre el área afectada por el herpes.




Remedio para el herpes bucal #9: Dejar en remojo un puñado de garbanzos en una taza de agua durante 12 horas.  Después, empapar un algodón con esta agua y aplicar tres veces al día.
Remedio para el herpes bucal #10: Mezclar 1 cucharadita de yogur frío y colocar directamente sobre la zona afectada.
Remedio para el herpes bucal #11: Mezclar 1 cucharadita de miel con vinagre y luego aplicar, con una bolita de algodón, sobre el área afectada.
Remedio para el herpes bucal #12: Verter 2 cucharadas de toronjil seca en 1 taza de agua que esté hirviendo.  Dejar enfriar y empapar un bastón de algodón.  Aplicar fría sobre la zona afectada.
Remedio para el herpes bucal #13: Aplicar, mediante un bastón de algodón, agua oxigenada 3 veces al día sobre la ampolla del herpes labial.
Remedio para el herpes bucal #14: Colocar, mediante un bastón de algodón, unas gotas de violeta de genciana que se puede adquirir en las farmacias botánicas o herboristería.  Se considera un remedio antiséptico y, a la vez, secante de las ampollas de herpes.
Remedio para el herpes bucal #15: Sacar la pulpa de un tomate verde y mezclar con 1 cucharada de bicarbonato de sodio.  Aplicar, mediante un bastón de algodón, esta preparación sobre la zona afectada
Remedio para el herpes bucal #16: Machacar varias hojas fresca de Hierba de San Roberto y aplicar, mediante un bastón de algodón, en el área afectada.
Los últimos 4.. cortesía de la abuela de Consejosdelimpieza.com
Remedio para el herpes bucal #17: Verter 1/2 litro de agua fría o helada en un tazón de vidrio con capacidad de un litro.  Agregar 2 gotas de aceite de árbol del té, 2 gotas de aceite de limón y 1 gota de aceite de bergamota y mezclar  Sumergir un paño limpio en la preparación. Aplicar la compresa en el área afectada. Repetir este remedio según se requiera.
Remedio para el herpes bucal #18: Verter en 30 mililitros de aceite de jojoba, 3 gotas de aceite de árbol del té,  2 gotas de aceite de amaro y 4 gotas de aceite de mirra en un recipiente limpio.Aplicar este remedio en la zona afectada mediante un bastón de algodón y después de haber usado el remedio anterior #17
Remedio para el herpes bucal #19: Hervir 40 gramos de vid roja, 20 gramos de agracejo y 45 gramos de milenrama en un litro de agua. Colar y aplicar tres veces diarias por tres días.
Remedio para el herpes bucal #20: Verter en una taza de agua hirviendo 2 cucharadas de malvavisco.  Dejar refrescar y aplicar, mediante un bastón de algodón, en el área del herpes y luego colocar unas gotas de aceite de oliva.



Pues bien, primero que todo agradecerle su lectura, esperamos que haya sido útil nuestra nota; no dudes en hacerte seguidor en las redes sociales y consultar nuestra sección de LIMPIEZA PERSONAL, para conocer mas remedios para ti.
Un saludo,
EL ADMINISTRADOR.  

Instagram

Sigue a ECONSEJOS en Instagram.


Suscríbete para recibir en tu Email cada nueva publicación sobre LIMPIEZA !

* NO SPAM

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

SU OPINION ES MUY IMPORTANTE. Gracias !

Google