LO MAS RECOMENDABLE PARA JABONARSE EN LA DUCHA


¿Qué es más recomendable para enjabonarse cuando nos duchamos?


Es casi una pregunta obligada que nos hacemos siempre que tenemos esa esponja vieja, olorosa y marrón, que en ocasiones es la responsable de un “olorcillo” dentro de un baño limpio, y cuando decidimos cambiarla e ir a comprar otra, nos hacemos la misma pregunta: ¿De cuál compro ahora?, pues bien, en Consejosdelimpieza.com te vamos a responder la cuestión proporcionándote información dada por dermatólogos y que puedes contrastar tú mismo con tu experiencia personal.


Primero, Suponemos que el debate por el jabón en barra o en gel, ya ha sido superado… no en vano ya en sitios públicos en algunos países, los jabones de barra (siempre con un pelillo –de quien sabe quién- incrustado), han sido prohibidos en los lavabos de los sitios públicos; asumimos que ya te has pasado al jabón líquido o en gel, y que ahora la duda es sobre la mejor forma de aplicarlo en el cuerpo.


¿Cuál es más higiénica entre una esponja vegetal, una esponja de fibra, un paño o las manos?


Esponja exfoliante de malla:


Comenzaremos hablando de una famosa esponja de “tul” que seguramente hemos tenido colgando en nuestra ducha con la promesa de que al frotar la piel, todas la células muertas se quedarán atrapadas en la maraña de “malla”, sin embargo ya ha sido estudiada y sus resultados publicados en una revista de microbiología clínica… han sido concluyentes; estas populares esponjas que han ganado espacio entre los especialistas en belleza como exfoliantes naturales para vigorizar la piel humana, son un gran refugio para la actividad bacteriana y proliferación de hongos. 
Pero no te desanimes, al final te contaremos lo que puedes hacer para “manejar” un poco el problema.

La esponja de fibra vegetal:


Nos referimos a esa esponja que vemos por todas partes (algunas realmente gigantes), que son básicamente un fruto parecido a los pepinos, y que por su “origen” natural, parece que son completamente inocuas. ¡Pues no!

Igual que la de maya mencionada anteriormente, sirven para que, al frotar, se eliminen las células muertas de la piel, lo que sucede es que, según un estudio, dichas células, se quedan “metidas” en los diferentes rincones y escondrijos de la esponja; luego al terminar esa relajante ducha, la dejas ahí colgada húmeda, dentro de un ambiente con poca ventilación y es ese el momento del “cultivo bacteriano” de material orgánico que volverá a ti, en el próximo uso.


Yendo más allá, un estudio encontró una bacteria propia de este fruto vegetal llamada “aeroginosa” que tiene potenciales efectos sobre los animales. Igual que en el punto anterior, no te desanimes, al final contaremos como mantenerlas si definitivamente la quieres seguir usando.


La esponja de Espuma de toda la vida:

Poco que decir, es un derivado del plástico (contamina si se desecha de forma incorrecta), tiene los mismos problemas de las anteriores, y es un nico de hongos y bacterias, sin contar con que es una de las que despide un peor olor al tener humedad y colonias de bacterias, también tiene la misma forma de prevención que las anteriores que te explicaremos en un momento.

Paño o guantes de microfibra o tela:

Parece que son lo último y es una de las opciones finales de quienes han pasado por todas las anteriores sin éxito; son pedazos de tela que parecen más “higiénicos” que las anteriores y hay que indicar que son menos propensos a albergar las cantidades de hongos y microbios que las vegetales, tienen el mismo problema al dejarse húmedas almacenadas en el baño.


CONSEJOS PARA LA HIGIENE DE LAS ESPONJAS QUE USAMOS EN LA DUCHA


Es inevitable, sentimos que sin ellas no quedaremos limpios, (al final daremos el veredicto de los dermatólogos expertos), las esponjas para la ducha nos dan esa sensación de que, al frotar la piel, nos hemos desecho de toda la suciedad posible y estamos listos y limpios para un nuevo día, sin embargo, en muchos casos el efecto es el siguiente:


Comenzamos a mojar el cuerpo con esa ducha de agua tibia o caliente que abre los poros y nos prepara para la limpieza… tomamos esa sucia esponjilla de ducha que en ocasiones no se ha secado desde el día anterior (con cultivos de colonias de bacterias y la piel muerta de días atrás) y con el poro abierto comenzamos a insertar toda esa suciedad en la piel. Luego terminamos esa ducha y salimos a temperatura ambiente mientras se cierra el poro y queda atrapado “todo” lo que acabamos de meter dentro de ellos… fin de la historia. 

Por ello, no dudes en seguir el siguiente listado de consejos para evitar todo lo anteriormente mencionado, seremos muy concretos:

  1. Trata de evitar el uso de la esponja natural esa de “pepino”, si la utilizas, se muy efectivo con su limpieza, presta atención a las sencillas indicaciones (que casi nadie hace).
  2. Cambie su esponja vegetal cada dos meses máximo.
  3. Después de usar cualquier esponja, cuélguela en un gancho para que se seque, si al siguiente uso no la encuentra totalmente seca, el lugar donde la está dejando no es el adecuado.
  4. Al terminar de usar cualquier esponja, enjuáguelos hasta que no salga NADA de espuma.
  5. Una vez por semana deje una noche la esponja en agua con lejía sí o sí.
  6. La esponja de malla, debe ir a la lavadora y dejar secar bien, por lo menos dos veces por semana.
  7. Trate de no dejarlas dentro del baño (en el tendedero de ropa está mejor), lo anterior lo hace solo una de cada 100 personas, pero es lo recomendado.
  8. Si usa las esponjas de espuma plástica de toda la vida, enjuáguelas siempre a fondo y dos veces por semana, métalas (humedecidas con un poco de agua limpia), en el microondas.
  9. Si utiliza paños de limpieza, los debe lavar después de cada uso, puede tener jabón delicado en su lavabo y darles un repaso antes de poner a secar bien para el otro día.
  10. Cuando en cualquiera de los casos, perciba un “olor” que sale de las esponjas…tírelas inmediatamente.

Remedios caseros para limpieza

VEREDICTO FINAL
En ésta ocasión, la abuela de nuestra web, nos dará la reflexión final con respecto a éste tema:
Nos pasamos media vida lavando la piel con una fuerza superior a la realmente necesaria, la piel se debe tratar de forma muy delicada… lo que hacemos con la mayoría de las esponjas mencionadas, es quitarle a la piel los aceites, el cebo y la hidratación natural que necesita para evitar comezón, resequedad, descamación y los problemas tópicos que precisamente creemos erróneamente que estamos evitando. Por ello, dos consejos finales:

-Ponga más énfasis en tener un jabón en gel verdaderamente de calidad.


-Utilice la yema de los dedos para frotar vertiginosamente por todas partes, será suficiente y conjugado con un gel de calidad, le va a permitir la higiene y el cuidado suficiente que viene persiguiendo erróneamente durante años con esas sucias esponjas.

Gracias por su consulta, esperamos que le haya gustado (y sido útil), nuestro post.
Hasta la próxima!
Consejosdelimpieza.com





Humor sobre la higiene



1 comentarios :

Anna dijo...

super importante, el jabon de baño que hay ahorita en promocion en los folletos bodega aurrera es el mejor que he probado por mucho, soy de piel delicada, humecta y tonifica la piel de una manera excepcional.

Publicar un comentario

TU OPINIÓN ES MUY IMPORTANTE. Gracias !