25 COSAS A TENER EN CUENTA AL COMPRAR UN COCHE USADO






Los tiempos de crisis han hecho que los compradores se vuelquen en el mercado del vehículo usado. El año pasado las ventas de coches de segunda mano duplicó largamente a la de automóviles nuevos. Pero comprar de ocasión tiene sus riesgos y tenemos que tomar precauciones para que la operación no nos resulte fallida. Lo primero es tomárselo con calma, no precipitarse y dedicar al proceso el tiempo necesario para informarse, comparar y elegir correctamente.

CONSEJOS PARA TENER EN CUENTA AL COMPRAR UN COCHE USADO




Elegir entre un particular o una empresa especializada. En el segundo caso, ya sean negocios de segunda mano o las propias redes de distribución de ocasión de las marcas, ofrece mayores garantías legales de compra ante una compra insatisfactoria o un vicio oculto del automóvil. Reclamar a un particular también es posible con un contrato por medio, pero es más difícil, caro y complicado.

* Verifique siempre la tasación justa del vehículo. Su precio debe estar acorde con lo establecido por los baremos establecidos. Existen guías y listas de precios impresos y en Internet donde cada modelo y versión están tasados según sus características, antigüedad y kilometraje.
*Sea inquisitivo con el vendedor. No dudar en preguntar sobre todo lo que se refiera al vehículo. El kilometraje, cuantos dueños lo han poseído, cómo lo han usado, el historial mecánico, si ha tenido accidentes, cuanto consume, motivos de la venta,?cualquier información que obtengamos nos servirá para tomar una decisión o negociar.
*Sea minucioso al inspeccionar el vehículo. Desde el aspecto exterior hasta la tornillería del motor, pasando por el interior o los bajos del vehículo, todos los detalles nos pueden dar indicios sobre el mantenimiento que ha tenido y el estado actual del automóvil. Procure hacerlo de día, con buena luz, los defectos de chapa, pintura, neumáticos o interiores serán más visibles. Niveles de aceite y refrigerante o correcto funcionamiento del aire acondicionado darán buenas pistas sobre un correcto mantenimiento.

Revise cuidadosamente la documentación del vehículo. Permiso de circulación, ficha técnica, certificado de la ITV más reciente y cerciórese de que el vendedor es el único propietario del vehículo y de que no hay pagos pendientes sobre éste. Todos los datos tienen que cuadrar y en la duda es mejor verificarlos en la DGT antes que tener problemas posteriores a la compra.
*No compre sin probarlo. Insista al vendedor probarlo sobre un recorrido variado que incluya ciudad y carretera, donde pueda verificar el funcionamiento del motor y el estado de cambio, frenos, amortiguadores, etc? Conduzca fijándose en todas las reacciones del coche, incluso marcha atrás, para darse cuenta cómo responde en la mayor variedad de situaciones.

En caso de comprarlo, realice todas las gestiones administrativas cuanto antes, dando prioridad al seguro para tener cobertura desde el mismo instante que empiece a usar el vehículo. Valore si merece la pena contratar el seguro a todo riesgo en un coche en el que puede que ya no merezca la pena pagarlo.
*No se precipite. Si tiene dudas es mejor dejarlo pasar y ver otras opciones. Aunque el vendedor le presione con prisas, manténgase sereno y valore todos los datos objetivamente. No dude en pedir asesoramiento y esperar a informarse bien.
*Elija y clarifique bien el sistema de pago con el vendedor. Si hay una señal de por medio exija un recibo y detalle en el contrato de compra-venta cómo se realizará la operación monetaria. Estos documentos serán determinantes si surgen desavenencias posteriores. Recuerde que si compra el coche en un establecimiento comercial, no podrá pagar más de 2.500 euros en metálico. Pero si es una transacción entre particulares, no existe este límite de pago en efectivo.

A pesar de todas las precauciones, es posible que exista un defecto oculto en el vehículo que se manifieste después de la transacción. Si el coche lo hemos comprado en un negocio especializado, la garantía de venta nos cubrirá la reparación. La forma de actuar en el caso de los particulares será en primer lugar contactar al vendedor y ponerse de acuerdo en que un experto.


ASPECTOS MECÁNICOS A TENER EN CUENTA AL COMPRAR UN CARRO DE SEGUNDA MANO

Los defectos mecánicos se pasan por alto con facilidad si el coche ha sufrido unos retoques estéticos que distraigan la atención del comprador. No renuncies nunca a un recorrido de reconocimiento y, además, en el salón, cuentas con la certificación de profesionales independientes.

Estos son los puntos clave que hay que revisar cuando compres un coche de segunda mano:


*Neumáticos de un coche usado
¿En qué tienes que fijarte? 
- Rajas o grietas.
- Desgaste excesivo o irregular.
- Flancos deformados.
- Presión incorrecta.
- Profundidad del dibujo.
- Fecha de fabricación.
*Tubo de escape
¿En qué tienes que fijarte?
- Excesiva emisión de humos por fallos en la mezcla de combustible.
- Presencia de grietas. 
*Paragolpes de un coche de segunda mano
 ¿En qué tienes que fijarte?
- Rozaduras o arañazos.
- Mal fijado o descolgado.
- Roturas o falta de material.
- Aspecto de no ser una pieza original (diferencias sutiles).
- Reparaciones con pintura.
*Carrocería de un coche de segunda mano
 ¿En qué tienes que fijarte?
- Arañazos y fisuras grandes que atraviesen la pintura y dejen al descubierto la chapa.
- Indicios de corrosión.
- Abolladuras mayores de seis centímetros.
- Cambios en la tonalidad o en la textura de la pintura, marcas de posibles golpes.
- Estado de las juntas de goma.

Interior de un coche usado
 ¿En qué tienes que fijarte?
- Deslizamiento irregular de los cinturones.
- Roturas o cortes en la cinta del cinturón.
- Fallos en los anclajes.
- Quemaduras o manchas.
*Dirección
¿En qué tienes que fijarte?
- Bloqueo del giro del volante en algún punto.
- Holgura o dureza excesiva.
- Fijación incorrecta del volante.
- Ruidos de la dirección mecánica y asistida.
- Paralelo incorrecto
Pérdida de líquidos
¿En qué tienes que fijarte? 
La falta de estanqueidad de los circuitos es uno de los problemas más habituales. Las fugas y manchas de líquido pueden tener su origen en:
- Sistema de frenos.
- Circuito del aire acondicionado.
- El motor.  
*Los frenos de un coche usado 
¿En qué tienes que fijarte?
- Hundimiento excesivo del pedal.
- Ruidos.
- Tensión del freno de mano.
El motor de un coche de segunda mano
¿En qué tienes que fijarte? 
- Paradas.
- Ralentí irregular..
- Ruidos anormales en el vano motor
*Faros, luces e intermitentes
¿En qué tienes que fijarte?
- Fisuras e impactos.
- Roturas en las tulipas de protección que pueden afectar a la proyección del haz de luz.
- Piezas originales.
- Sin dispositivos no homologados (por ejemplo: xenón).
Suspensión
¿En qué tienes que fijarte? 
- Balanceo excesivo.
- Ruidos metálicos anormales.
- Desnivel acusado de la carrocería.
*Cristales, lunas y espejos en un coche usado
¿En qué tienes que fijarte?
- Picaduras y fisuras mayores de 1,5 cm y visibles desde 1 m.
- Roturas del cristal o descolgamientos.
- No legal de espejos (central y exterior izquierdo o los dos ext.)
Cuadro de mandos 
¿En qué tienes que fijarte?
- Lo esencial es el kilometraje. Si el coche tiene muchos años y poco kilometraje, empieza a sospechar. Lo normal -y casi mínimo- es realizar unos 10.000 km al año.
- Luces encendidas que indiquen algún fallo del motor o de algún elemento eléctrico.
- Que tenga gasolina por lo menos para llegar a la gasolinera a repostar.



Así bien, con éstas indicaciones, seguramente tendrá mas argumentos para comparar y elegir el coche que mejor se ajusta a sus necesidades y bolsillo.
Hasta la próxima!
EL ADMINISTRADOR.


Instagram



Suscríbete para recibir en tu Email cada nueva publicación sobre LIMPIEZA !

* NO SPAM


Suscríbete para recibir en tu Email cada nueva publicación sobre LIMPIEZA !

* NO SPAM

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

SU OPINION ES MUY IMPORTANTE. Gracias !

Google