DESDE TU HOGAR PUEDES REDUCIR EL CALENTAMIENTO GLOBAL



AHORRA DINERO MIENTRAS AYUDAS A SALVAR EL PLANETA

Poco a poco y con solo observar el clima de nuestras ciudades, nos vamos dando cuenta del calentamiento global y lo mucho que puede afectar la vida cotidiana, pues bien, los gases de efecto invernadero y otros gases contaminantes que enviamos a la atmósfera son los responsables de éstas “raras” subidas de temperatura.
Seguramente siempre has creído que ello se debe a las fábricas e industrias de los países…y que nada tiene que ver contigo, pero los científicos han logrado demostrar que en torno al 18% de dichas emisiones son de origen doméstico, lo que quiere decir que las emitimos o generamos en nuestros  hogares con los quehaceres diarios; reducirlos es más fácil de lo que te imaginas y además de representar un beneficio para el planeta, es un ahorro de dinero para quien lo hace.

A continuación os describiremos algunos cambios que deberías plantearte hacer en las labores de tu casa, para aportar ese granito de arena que necesita el planeta para por lo menos reducir esa subida de 2 grados que ha subido la temperatura global y que tanto está costando a nuestros países.



REDUCIR LAS EMISIONES DE CO2 EN EL HOGAR


El primero que queremos mencionar, y que es un clásico…es el famoso “stand by” de los televisores de casa (seguro que lo tienes), pues bien esa función de los televisores modernos, que por un lado es completamente inútil, es una de las funciones que más está costando a planeta. Dichas funciones de los electrodomésticos ya han sido estudiadas y se denominan CONSUMO FANTASMA, el cual los estudios y cálculos han situado que corresponde al 15% del consumo del aparato encendido, así que con solo comprar una regleta de enchufes con un botón de encendido y apagado, puedes apagar completamente tu televisor y ahorrar de entrada el 15% del consumo de éste…mientras ayudas al planeta.
TIP DE AHORRO: ¿Sabías que las pantallas con tecnología LED consumen en torno a un 40% menos que las de LCD?... ya lo sabes!

Al igual que para el anterior caso, puedes hacer lo mismo con el router WIFI, para comenzar a acostumbrarte lo puedes hacer las 8 horas que sales de casa a trabajar o cuando viajas… lo importante es cambiar un poco los hábitos.

El “apagar la luz” de toda la vida, hoy por hoy se va convirtiendo en algo muy importante, por un lado deja atrás ese famoso mito (que no es cierto) de que se produce un mayor gasto al apagar y encender la luz, ya que siempre vas a gastar más si dejas la luz encendida…métetelo en la cabeza y comienza a prender y apagar la luz sin problema, incluso cada vez que entres  una estancia de tu casa, está bien hacerlo.

Otro ejercicio que puedes hacer para ver tus progresos es el de utilizar las “calculadoras de emisiones” que están disponibles en internet, solo debes tener a mano tus facturas de gas, electricidad y el kilometraje de tu coche y sacar un unos minutos del tiempo que inviertes mirando las redes sociales por ejemplo, así podrás saber cuánto gastas y cuanto puedes reducir con unos sencillos cambios…además de ir viendo tus logros en caso de haber hecho los ejercicios como el de cambiar tus bombillas; un ejemplo puede ser "Hogar Carbon Footprint Calculator".




Con respecto a la iluminación, ahora mismo en cuanto termines de leer, toma papel y lápiz y comienza a hacer un listado de las bombillas de tu casa que aún no has convertido a led, toma nota de cuales, cuantas son y el casquillo que corresponden para ponerte a la tarea de mes a mes, ir remplazando todo por led, que son más eficientes y que a la larga te ayudarán a reducir la factura de la electricidad ya que una bombilla de led consume hasta 8 veces menos que una bombilla de “bajo consumo”, éstas últimas al lado de una bombilla de led…ya no debería llamarse de bajo consumo.
Al lado izquierdo, comprueba en la tabla el tipo de casquillo para que tomes nota del que corresponde la tuya y no te enredes tanto al momento de comenzar a comprarlas.

En caso de tener calefacción o aire acondicionado, es muy importante que efectúes una revisión del “aislamiento” de la estancia que quieres calentar o enfriar, para de esa manera reducir las fugas de aire y bloquear el calor o el frío; lo que va a obtener es una mejora significativa en la sensación de confort y una reducción o ahorro cercano al 20% de su factura por los consumos asociados al uso del aire acondicionado o el calefactor. 
Mucha gente suele ir en manga corta en invierno dentro de casa…lo cual no ayuda a reducir emisiones, hay que abrigar un poco (algo moderado y cómodo), también puedes programar la calefacción para que cuando llegues a casa haya una temperatura confortable, adicionalmente y como se mencionó anteriormente, debes estar seguro de aislar muy bien la vivienda, burletes, doble cristal y ventanas en perfecto estado, son claves para conservar el calor (o el frío) de la vivienda. 
A la hora de dormir por ejemplo (en la noches frías), te conviene bajar persianas, cerrar cortinas y mantener la temperatura entre 20-23 grados, ten en cuenta que cada grado de temperatura de más supone un incremento de energía del 10%.
Seguramente querrás ventilar la casa y que no huela a “encerrado”, pues bien, solo 10 minutos bastan para ello, de lo contrario si te excedes tendrás que usar más energía para calentarla o enfriarla según la estación del año.



Cuando vaya a comprar productos electrodomésticos, asegúrese de ahora en delante de buscar solo los que tenga el sello de “ENERGY STAR”, conocido mundialmente y la decisión más eficiente que podrá encontrar ya que los productos reconocidos con la categoría ENERGY STAR (que lo puede ver en una etiqueta que traen), pueden reducir ostensiblemente las emisiones de gases de efecto invernadero y ahorrarle mucho dinero en facturas de electricidad.

El uso eficiente del agua es otra clave para reducir la huella contaminante que deja su hogar en el planeta (y de paso sus facturas); sabías que el tres por ciento de la energía de un país se utiliza para bombear y tratar el agua?.. de ahí que su ahorro reduzca de manera importante la contaminación de gases de efecto invernadero.

Por lo anterior no dude en implementar acciones de ahorro de agua como no dejar correr el agua mientras se afeita o se cepilla los dientes, reparar inmediatamente cualquier fuga ¿Sabías que un inodoro con fugas puede desperdiciar 200 galones de agua por día?, también asegúrese de solo poner a funcionar su lavaplatos cuando tenga la carga completa (de esa manera puede ahorrar 100 libras de dióxido de carbono).

También revisa los grifos de tu casa, es muy probable que el caudal esté más potente de lo necesario, si es así prueba los reductores de presión que son muy baratos y pueden suponer un alivio para el bolsillo. También puedes ir a la entrada central de agua y bajar la presión moviendo un poco el grifo.

También hasta regar el jardín debe hacerlo de manera inteligente, efectuando el riego solo en la parte más fresca del día temprano por la mañana, así poco a poco verá un alivio en su factura de agua… si quiere leer nuestra nota específicamente con 20 tips para reducir su factura de agua, has click en la imagen de la derecha.

NOTA: Ya que mencionamos su jardín…hay muchas personas que se han unido a la corriente de efectuar su propio compost o nutritivo abono, con solo hacer un hueco en una parte de jardín para allí depositar los residuos orgánicos o de comida e ir tapando.. a medida de que va llenando el hueco, luego plantar para que sus plantas crezcan muy bien nutridas y reducir de esa manera la cantidad de residuos que envía a los vertederos, reduciendo así  las emisiones de gases de efecto invernadero y preparándose para el futuro en donde se va a pagar de acuerdo a la cantidad de basura que produzca cada hogar.

Con respecto al transporte, comience a pensar en una locomoción sostenible por las ciudades, todo para prepararse al endurecimiento de las normas sobre el uso del coche, subidas de precios de los parquímetros públicos y los peajes en las entradas al centro de las ciudades, para ellos es importante compartir el carro, también si va a viajar solo puede utilizar las aplicaciones o Apps para compartir el coche y el ya sabido uso de la bicicleta y el transporte público ya que son los medios de transporte menos contaminantes.


Al utilizar la lavadora de su ropa, el gasto energético dependerá en buena medida de la temperatura del programa que use, así que usando detergentes de mayor calidad o más poder de limpieza, podrá lavar en frío o como mucho a 30ºC y así ahorra mucha energía, ya que entre el 80 y el 85% del consumo de energía de una lavadora se emplea en calentar el agua; también tenga en cuenta que los programas cortos de lavado gastan menos que los largos, así va a ahorrar dinero y reducirá los gases de efecto invernadero.

NOTA: Si en su ciudad hay algún servicio o programa de reciclaje, no dude en participar ya que reciclar los periódicos, envases de bebidas, papel y demás residuos, le hará contribuir de manera directa con el planeta.

Cuando estés cocinando, por ejemplo con las cocinas de vitrocerámica, se puede lograr un aprovechamiento del calor, apagando un poco antes de terminar, tú conoces tus alimentos y tu forma de cocinar…solo probando apagando un poco antes y aprovechando el calor de la vitro, puedes disminuir tu huella de carbono.
Igualmente cuando vayas a hervir algo SIEMPRE utiliza la tapa, ya que va a suponer (según cálculos de expertos) un 65% de ahorro de energía…sin la tapa se desaprovecha gran cantidad del calor y energía y requiere de más tiempo para alcanzar el punto de ebullición.

En cuanto a tu refrigerador o nevera, si el tuyo es de una época anterior al 2008, puedes ir pensando en cambiarlo ya que los modelos antiguos carecen de los certificados de bajo consumo y de eficiencia energética; de todas formas asegúrate (leyendo su manual de instrucciones), que tu nevera o frigorífico no supere en su funcionamiento,  los 5 grados  en la zona de nevera y los  -18 grados en la zona del congelador.


* Un consejo que quizás no sabías es que cuando descongelas los alimentos pasándolos con un poco de antelación, del congelador a la nevera… también estás ahorrando energía y por ende emisiones (no utilices a ser posible el microondas para descongelar).

Normalmente en los países con estaciones, la temperatura del hogar (calefacción y refrigeración) se “come” la mitad de las facturas de energía, siendo lo mas “contaminante” en términos de CO2, y mucha gente no sabe que se puede maximizar su rendimiento para reducir costos y huella de carbono por éste ítem, ya mencionamos que cambiando (cuando sea posible) por equipos con el certificado ENERGY STAR, también ahorras al cambiar los filtros de aire regularmente, y al utilizar termostato con la temperatura adecuada.


Finalmente, sea un agente "replicador" de la experiencia, las técnicas y los consejos...comuníquelo a sus amigos, a sus hijos y procure correr la voz sobre la importancia que tiene el ahorro de energía y la reducción de la huella de carbono para el planeta y las generaciones venideras, deberías ponerte como objetivo y "moraleja" de ésta entretenida lectura, el comentarlo con 3 personas o compartirlo, solo con ello ya estás contribuyendo a salvar el planeta!

Gracias y un saludo por estar con nosotros en este año también,
Hasta la próxima!
Consejosdelimpieza.com
Síguenos en Pinterest con un click!


ayuda a combatir el cambio climático



Instagram

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

SU OPINION ES MUY IMPORTANTE. Gracias !

Google