EL TEMIDO ACNÉ: QUÉ ES? TIPOS? PREVENIR Y TRATAR.



El acné, también conocido como acné común o acné vulgar (acne vulgaris), es una enfermedad crónica inflamatoria de la piel que
involucra las unidades pilosebáceas (folículo piloso y glándulas sebáceas), caracterizada por la formación de comedones, pápulas, pústulas, nódulos y cicatrices, que aparecen principalmente en la cara y parte superior del tronco.
El acné es una enfermedad extendida por todo el mundo, que afecta principalmente a individuos entre 12 y 24 años, siendo la enfermedad más común entre la gente joven. El 85% de los adolescentes se ve afectado por esta condición, algunos manteniéndola durante su vida adulta. 
En los mayores de 20 años, la enfermedad es más prevalente en el grupo de mujeres. Un análisis más exhaustivo de la epidemiología general de la enfermedad demuestra que la incidencia de la enfermedad predomina en edades más tempranas (entre el nacimiento y los 11 años) de tal forma que sólo un 36,5% de los casos comienza en la adolescencia.




SÍNTOMAS DEL ACNÉ


El acné se manifiesta lacónicamente con varios tipos de lesiones, pudiendo presentarse varias de ellas en un mismo paciente. Estas lesiones pueden ser inflamatorias y no inflamatorias. Dentro de las no inflamatorias se incluyen los comedones cerrados y abiertos "puntos negros" y entre las inflamatorias están las pápulas rojizas, pústulas, nódulos y quistes. 
Estas dos últimas son las más importantes, pues en su evolución pueden dejar cicatrices residuales, que son la secuela más importante del acné.
Algunos pacientes pueden presentar cuadros más graves que asocian fiebre y mal estado general y que requieren tratamiento sistemático precoz.


TIPOS DE FUERZA DE LAS LESIONES POR ACNÉ


Acné leve o grado 1: 
Las lesiones principales son comedones y hay menos de 5 inflamatorias en una mitad de la cara. Las pápulas y las pústulas pueden aparecer, pero son pequeñas y poco numerosas, generalmente menos de 10.
Acné moderado o grado 2:
Hay entre 6 y 20 lesiones inflamatorias en una mitad de la cara. Existe un mayor número (entre 10 y 40) de pápulas, pústulas y comedones. El tronco también puede estar afectado.
Acné severo o grado 3:
Hay entre 21 y 50 lesiones inflamatorias en un a mitad de la cara. Existen numerosas (entre 40 y 100) pápulas y pústulas , normalmente con lesiones nodulares infiltrantes y profundas. Las áreas de piel afectada se extienden además de la cara, al torso y espalda.
Acné muy severo o grado 4:
Hay más de 50 lesiones inflamatorias en una mitad de la cara. A este grupo pertenece el acné noduloquístico y el acné conglobata caracterizado por muchas lesiones nodulares grandes, dolorosas y lesiones pustulosas, junto con muchas pequeñas pápulas, pústulas y comedones.

CLASIFICACIÓN DEL ACNÉ POR LA FORMA DE LAS LESIONES
Desde el punto de vista clínico, al igual que en la clasificación se cuenta con distintas tipificaciones que consideran diversas manifestaciones externas de la enfermedad. Se pueden distinguir los siguientes tipos:

Acné comedón o comedoniano: Sólo aparece la seborrea de la piel con numerosos comedones. Es la forma más leve.

Acné papuloso: Gran cantidad de comedones, muchos de ellos inflamados. No aparecen, o lo hacen en pequeño número, las lesiones con pus.



Acné atrófico: En ocasiones, un acné papuloso, sobre todo si es muy intenso, evoluciona dejando pequeñas cicatrices en la piel.

Acné conglobata (Conglobato= pelotas o masas redondas): Se caracteriza por la presencia de numerosos comedones de gran tamaño, algunos de ellos dobles o triples, grandes abscesos con fístulas que los comunican entre sí, quistes y nódulos inflamatorios. La supuración es frecuente y en ocasiones abundante. En ocasiones se presenta asociado con otras enfermedades al parecer debido a un defecto del sistema inmunitario.

Acné quístico: Forma más grave de acné con comedones, pápulas y pústulas y, especialmente, nódulos inflamatorios, abscesos dolorosos indurados y quistes con costras ocasionales con sangre.

Acné queloideo: Se caracteriza porque las cicatrices residuales se engrosan formando queloides. Es más frecuente en la razas negra y oriental.

CLASIFICACIÓN DEL ACNÉ POR PERIODO DE APARICIÓN

Acné neonatal:
Acné neonatal o acné del recién nacido se llama al que se presenta entre el nacimiento y hasta las 4 semanas de edad; Es un acné fundamentalmente inflamatorio con pápulas y pústulas que aparecen en pequeño número en la cara en las primeras 48-72 horas de vida y al parecer relacionadas con la excesiva producción de dehidroepiandrosterona por la zona reticular productora de andrógenos de las glándulas suprarrenales del bebé.
Acné infantil:
Es aquel que se presenta entre las 4 a 6 semanas de nacido hasta la edad de un año. Es predominantemente comedociano.
Acné de la infancia media:
Es aquel que se presenta entre un año y los 7 años de edad, y se considera como una manifestación de un trastorno endocrino.
Acné preadolescente:  
Es aquel que se presenta entre los 7 y los 11 años de edad, y se considera como una manifestación inicial de la pubertad. Suele ser comedociano y afectar la «zona T» (frente, nariz y mentón).
Acné premenstrual: Se refiere a las lesiones de acné que aparecen o empeoran durante el período previo a la menstruación en las mujeres. Se debe a las modificaciones hormonales que se producen en este período del ciclo menstrual.

10 REMEDIOS CASEROS PARA TRATAR EL ACNÉ


Si el acné es leve, es posible que con ciertos cambios en la alimentación se pueda hacer la diferencia, como por ejemplo jugos de fruta natural en ayunas y ensaladas de vegetales y legumbres para el almuerzo.
Pero recuerde que siempre es recomendable visitar a su doctor para averiguar si su afección se debe a problemas más profundos como cambios hormonales u otros problemas médicos.



Los remedios más recomendados por los internautas en los foros y seleccionados por Consejosdelimpieza.com por su eficacia y facilidad son:

1.Corte un limón por la mitad y frote gentilmente sobre el área afectada. Déjelo toda la noche y enjuague su cara por la mañana.
2.El jugo o puré de papaya se puede aplicar en los granos inflamados.
3.La vitamina E es muy efectiva en el tratamiento de afecciones de la piel. Los alimentos altos en vitamina E son las espinacas y brócoli cocido, aguacate, tofu y pescado.
4.Las cáscaras de naranja también son consideradas un buen tratamiento tópico. Se hace un puré con las cáscaras y se coloca en las espinillas por media hora.
5.El aloe vera puede ser usado ya sea para tomar o para colocar directamente sobre las zonas afectadas. Este es un súper alimento.
6.Cortar una zanahoria de regular tamaño y luego se cocina con la menor cantidad de agua posible. Después se hace puré y se deja enfriar para aplicar sobre las áreas afectadas por alrededor de 20 minutos.
7.Beber Té de salvia tres veces al día como efecto purificador .
8.Frotar con Ajo crudo varias veces al día sobre el área del rostro donde está ubicado el acné. El ajo, además, ayuda a despejar la piel de puntos negros.
9.Mezclar 1/2 taza de Leche y tres cucharadas de Avena, batir hasta que se espese; enfríala antes de aplicarla en el rostro por 15 minutos.
10.Aplicar una pasta hecha de bicarbonato de soda mezclado con vinagre diluido de sidra de manzana, y después terminar un enjuague con agua limpia.

He aquí algunos consejos que recomienda nuestra enfermera para prevenir los brotes de acné y para conseguir que remitan lo antes posible:

Lávate la cara dos veces al día (no más) con agua tibia y un jabón suave fabricado específicamente para personas con acné. Masajéate suavemente la cara describiendo movimientos circulares.



No te frotes la cara. Lavarse demasiado y frotarse la piel puede irritarla. Después de la limpieza, la Academia Americana de Dermatología (AAD) recomienda aplicar una loción de venta sin receta médica que contenga peróxido de benzoilo, que reduce la grasa y las bacterias.

No te revientes los granos, es tentador pero he aquí los motivos por lo que no debes hacerlo: al reventarte un grano, puedes empujar material infectado hacia capas más profundas de la piel, provocando más inflamación y enrojecimiento y haciéndote, incluso, heridas, que te pueden dejar pequeñas cicatrices permanentes. Si te sale un grano justo antes de un acontecimiento o celebración importante, como la fiesta de fin de curso, lo más probable es que un dermatólogo pueda tratarlo con mucho menor riesgo de infección y de que te queden cicatrices.

Evita tocarte la cara con las manos o apoyarla en objetos que tienden a acumular sebo y residuos de la piel, como el auricular del teléfono. Al tocarte la cara, puedes dispersar por ella las bacterias que hacen que los poros se inflamen e irriten. Para mantener las bacterias a raya, lávate bien las manos antes de aplicarte cualquier producto en la cara, como cremas de tratamiento o maquillaje.

Asegúrate de limpiar las gafas si llevas gafas graduadas y/o de sol, a menudo para evitar que la grasa obture los poros que tienes alrededor de los ojos y la nariz.

Si tienes acné en otra parte de cuerpo, evita llevar prendas ajustadas, que no permiten que la piel respire y pueden provocar irritación. Las bufandas, binchas (cintillo, diademas) , cintas para el pelo y gorros también tienden a acumular grasa y suciedad.

Desmaquíllate antes de acostarte por la noche. Cuando compres maquillaje, elige aquellos productos en cuya etiqueta o envoltorio ponga que son "no comedogénicos" o "no acnegénicos". Tira el maquillaje viejo que huela o tenga un aspecto diferente a cuando lo compraste.

Lleva el pelo limpio y evita que te entre en contacto con el rostro para que la grasa y la suciedad que contiene no te obture todavía más los poros de la piel.

Protégete la piel del sol, puede parecer que el bronceado disimula el acné, pero solo se trata de algo temporal. El bronceado puede empeorar el acné, en vez de mejorarlo. El sol también provoca lesiones en la piel que, a la larga, favorecen la aparición de arrugas e incrementan el riesgo de desarrollar cáncer de piel.

Para terminar, Avene recomienda tener siempre en cuenta para evitar el acné, cinco pilares:
  1. Hidratación de la piel
  2. Cuidado de los labios
  3. Protección solar
  4. Cuidado de los ojos
  5. Hidratación de las mucosas nasales
Esperamos haber resultado útiles, no dudes en añadirnos a favoritos y consultar nuestra sección de "HIEGIENE PERSONAL" cuando quieras.
Hasta la próxima,
EL ADMINISTRADOR.


Sigue a "Humor de Limpieza" en Pinterest.


Instagram

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

SU OPINION ES MUY IMPORTANTE. Gracias !

Google