PREVENIR COMBATIR Y ELMINAR EL MAL ALIENTO -HALITOSIS-



Los profesionales sanitarios se refieren al mal aliento como “halitosis”, y muy poca gente que presenta este problema se atreve a hablar de él, ya sea por desconocimiento o por vergüenza, y aunque es un problema invisible para el que lo padece, no deja de ser molesto para el interlocutor y muchas veces tiene consecuencias sutiles en las relaciones interpersonales.

CAUSAS DEL MAL ALIENTO  

PROBLEMAS DENTALES
Los problemas dentales son los principales causantes del mal aliento. Los malos olores se deben a la presencia de bacterias en la boca y en la superficie de la lengua. Estas bacterias descomponen la comida, produciendo compuestos volátiles sulfurados (CVS), cuyo olor nauseabundo provoca el mal aliento. 
Otros factores que contribuyen al mal aliento son:


HIGIENE BUCAL DEFICIENTE
El tabaquismo, el consumo elevado de café, alcohol o alimentos como el ajo, la cebolla, las anchoas y los que presentan un alto contenido en grasas.
El ayuno y las dietas hipocalóricas también pueden provocar mal aliento, ya que reducen el flujo salival, que es esencial para eliminar los elementos que descomponen la comida.
Las enfermedades bucales, la inflamación de las encías, la gingivitis, la periodontitis, los abscesos, la caries y las infecciones bucales como la candidiasis oral.
La sequedad bucal.

¿SABÍAS QUE…?
Existen dispositivos capaces de detectar el mal aliento, como las narices electrónicas y los analizadores de compuestos volátiles sulfurados, pero también puedes detectarlo tú mismo. El autodiagnóstico puede proporcionar resultados tan buenos como estos aparatos. ¡Confía en ti mismo!

HALITOSIS: CAUSAS NO ORALES
Además de las causas relacionadas con la higiene bucal, la halitosis puede deberse a la presencia de otras enfermedades:
Infecciones de garganta, rinitis, sinusitis.
Gastrointestinales.
Pulmonares.
Renales.
Respiratorias.
Metabólicas.
Hormonales.
Algunos medicamentos también pueden causar mal aliento. En caso de duda, consulta a tu médico.





CONSEJOS PARA EVITAR O COMBATIR EL MAL ALIENTO O HALITOSIS

Algunos pasos sencillos mejoran notablemente los casos de mal aliento, la mayoría de ellos causados por problemas bucales. Consulta los pasos diarios que te ayudarán a mantener un aliento más fresco.

CUIDADO DE LA HIGIENE BUCAL
Para prevenir el mal aliento, en primer lugar debes tratar sus causas, sobre todo en lo que se refiere a la higiene diaria:
Cepíllese los dientes después de cada comida.
Utiliza hilo dental.
Utiliza un enjuague bucal diario. Muchas bacterias se combaten cepillando la parte trasera de la lengua, donde mejor se ven las papilas gustativas, la cara interna de las mejillas y el paladar. 

EL PAPEL DE LA SALIVA EN LA LUCHA CONTRA EL MAL ALIENTO
La saliva ayuda a eliminar los malos olores de la boca. Los cítricos, como las naranjas y los limones, y los alimentos ricos en fibra, como algunas verduras, estimulan la producción de saliva. Masticar chicles sin azúcar con sabor a menta o chupar caramelos puede disimular los malos olores por su sabor y estimular la producción de saliva. Sin embargo, una vez que acabes con ellos, el mal aliento volverá.

EVITA LA SEQUEDAD DE BOCA
El mal aliento se puede reducir limitando los elementos que causan la reducción del flujo salival y secan la boca:
Respira por la nariz y no sólo por la boca.
A continuación te vamos a dar algunos consejos para que no te corten el rollo:


  • Visitar al dentista con regularidad, al menos una vez al año, para prevenir las caries u otras afecciones dentales y para eliminar el sarro.
  • Evitar los alimentos muy secos o fibrosos, e incrementar el consumo de ensaladas.
  • Beber agua con frecuencia.
  • Dejar de fumar, no beber alcohol, y limitar el consumo de alimentos que favorecen el mal aliento, como el ajo y la cebolla, son los principales factores de riesgo evitables.
  • Tomar zumos elaborados con cítricos (naranja, limón, mandarina, pomelo), ya que el ácido cítrico estimula la secreción de saliva.
  • Mascar chicle sin azúcar, que también favorece la salivación.
  • Consultar al médico si se toman medicamentos que producen boca seca para sustituirlos por otros que no tengan este efecto secundario.

REMEDIOS CASEROS CONTRA EL MAL OLOR EN LA BOCA -MAL ALIENTO-

Si la halitosis se resiste a desaparecer, algunos remedios caseros pueden ayudar a mantener a raya el olor:
No permanezcas mucho tiempo sin ingerir algún alimento; entre comidas puedes comer una manzana o una zanahoria.

Prepara una infusión, hirviendo durante diez minutos una cucharada de hierbabuena en una taza de agua, y tómala después de comer.
Al cepillar los dientes, no olvidar que también se deben cepillar las encías y la lengua, y reemplazar el cepillo con asiduidad (una vez cada mes o mes y medio).
Pon a hervir varias ramitas de perejil con dos o tres clavos de olor enteros en dos tazas de agua. Revuelve la mezcla mientras se está enfriando, cuélela, y emplea el líquido para enjuagarte la boca varias veces al día.
Masca unas ramas de apio de vez en cuando; el apio refresca la boca y combate el mal aliento.
Además del perejil, hay otras muchas hierbas cuyas propiedades aromáticas las hacen idóneas para evitar la halitosis, como la menta, el eucalipto, el tomillo, la salvia o el romero. 
Puedes hacer infusiones hirviéndolas durante 15 minutos (una cucharada pequeña de cada una en una taza de agua) o mascar directamente algunas hojas.
CLICK sobre la imagen para leer nuestros consejos para
el correcto cepillado de los dientes.
Después de cada comida, mastica un trozo de limón (con cáscara) durante unos minutos.
- Si no tienes la posibilidad de cepillarte los dientes tras la comida, al menos enjuágate la boca con agua, y masca después chicle sin azúcar.
Toma de vez en cuando caramelos de menta (sin azúcar).
Si el mal aliento se debe a problemas digestivos, puedes emplear semillas de cardamomo (masticarlas lentamente después de la comida limpia la boca y elimina el mal olor de otros alimentos, aunque su sabor es bastante fuerte) o infusiones de hierbas digestivas como el hinojo, el poleo, el anís o la manzanilla.
El Vinagre de manzana se mezclan igual partes de vinagre de manzana y agua y se enjuaga con la solución. El ácido acético del vinagre bajará el pH de su boca matando así a la bacteria que causa el mal aliento.

Hemos llegado al final de nuestra nota, agradecemos mucho su lectura y lo invitamos a seguirnos en las redes sociales para ser el primero en conocer nuestros consejos.
Un saludo y hasta la próxima, no dude en utilizar el buzón de comentarios para contarnos lo que sea!
Consejosdelimpieza.com
CLICK sobre la imagen para seguir a "HUMOR LIMPIO" en Pinterest !



Instagram



0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

SU OPINION ES MUY IMPORTANTE. Gracias !

Google