LIMPIAR LOS PLATOS DE DUCHA DE FORMA EFICIENTE

Cada vez más comunes, los platos de ducha se han venido introduciendo en los hogares de forma muy rápida; la gente ha encontrado en ellos un producto muy accesible, fácil de instalar y lo más importante, que, gracias al envejecimiento de los miembros de la familia, poco a poco la “bañera de toda la vida” va resultando un poco incómoda, a la hora de entrar a la ducha (sin contar los peligros añadidos que traen consigo las líneas curvas de su interior, muy proclives a los resbalones).

Por todos lados vemos información acerca de la opción de convertir nuestro baño de bañera, por un baño con mampara y plato de ducha; si bien en otra ocasión te contaremos las recomendaciones para elegir uno u otro modelo y material de fabricación, cualquiera que pongas, la verdad es que quedará genial, fácil de entrar en ellos, y por qué no decirlo: sencillos de mantener si se tienen en cuenta algunos consejillos para limpiar los platos de ducha que en esta ocasión, te vamos a dar.

CONSEJOS PARA LIMPIAR LOS PLATOS DE DUCHA SIN ESTROPEARLOS


La palabra estropear es la clave del proceso de limpieza ya que aunque los platos de ducha de cualquier material, suelen ser muy resistentes en general, en ocasiones en la despensa de nuestro baño, tenemos detergentes muy abrasivos y “fuertes” que son aptos sólo para la porcelana sanitaria, sin contar con esponjillas o cepillos metálicos para desincrustar la suciedad más pegada, que pueden resultar terribles para nuestro plato de ducha; por lo anterior lo primero que debes tener en cuenta es que NO todos los productos para la limpieza del baño son recomendables para lavar el plato o suelos de ducha como se les llama en otras partes; lo segundo que debes tener en cuenta es el material en que está fabricado el tuyo.



ANTES DE COMENZAR:
Cuando terminen de instalar tu plato de ducha, preguntar al técnico sobre el material de fabricación (actualmente ya hay diferentes mezclas de materiales), y los consejos de mantenimiento que te pueda dar.

Nunca dejes las manchas o suciedad acumulada en tu plato de ducha, si vives en una ciudad con mucha cal en el agua, debes evitar la acumulación, para que no tengas que trabajar el doble a la hora de limpiar el plato, y que, con una simple pasada, con un detergente de PH neutro o no muy abrasivo, sea suficiente.

Sería casi un mito decirte que lo recomendado es hacerlo más de una vez por semana, pero con que saques un momento en el fin de semana para hacerlo, va a ser suficiente y mantendrás el plato de ducha (y las juntas de alrededor), más limpias, blancas, y sin moho y suciedad por más tiempo.

Mantén lejos de tus platos de ducha la lejía, los ácidos, sosa cáustica y de los limpiadores “extremos”, y las esponjillas metálicas de esas que se usan para las ollas.

LIMPIEZA DEL PLATO DE DUCHA CERÁMICO


Comenzamos por éste material de fabricación, porque son los primeros en los que pensamos, se utilizan mucho y en realidad son más resistentes (salvo rotura por golpes), duraderos y de mayor facilidad a la hora de limpiarse que los que han venido saliendo con diferentes modelos y materiales de fabricación.

Comenzaremos por indicarte que la forma más sencilla de lavar el plato de ducha cerámico es humedeciéndolo un poco, espolvoreando un poco de detergente en polvo (si no encuentras en el supermercado los productos específicos para su lavado), y un estropajo por la parte de la “fibra verde”, frotando de forma suave y enjuagando con agua caliente.
Otra recomendación es que, si tienes a mano un poco de bicarbonato de sodio, haz una mezcla con champú (que está fabricado para eliminar eficazmente la grasa corporal, que es básicamente lo que puede estar acumulado en el suelo de la ducha), impregna y haz espuma en tu plato de ducha, deja actuar unos 5 minutos, frota con la esponja de fibra verde y enjuaga frotando de forma suave con agua caliente.

Para terminar con el consejo ecológico, en éste material y en todos los demás, el vinagre será una opción ecológica para la limpieza de su plato de ducha, solo impregne un paño limpio con abundante vinagre, humedezca el plato, deje actuar y enjuague con agua caliente, frotando un poco con el paño.


LIMPIAR EL PLATO DE DUCHA DE FIBRA DE VIDRIO


Aquí puede valerse de un poco de bicarbonato de sodio mezclado con vinagre, que hará una mezcla espumosa con la que puede humedecer su plato de ducha por todas partes para dejarlo actuar unos 10 minutos y proceder a frotar (siempre de forma suave con una esponja que no raye), enfocándose en las zonas donde vea que se ha acumulado más suciedad o donde vea que están apareciendo unos parches de color diferente a su plato de ducha, al final enjuague con agua caliente, observe y repita si fuera necesario.

Si se trata de cal (en éste y en los demás materiales), pruebe tener a mano un producto anti-cal para dar una primera pasada siempre antes de la limpieza del suelo de su ducha. Esa mancha se produce por una especia de acumulación de minerales que contiene el agua y que, al evaporarse, se quedan como “pegados” en la superficie, por lo que para su eliminación requiere de un producto ácido que lo “levante” de allí y un detergente para completar el proceso de limpieza…. El vinagre y el jabón vienen muy bien.


Una última opción es limpiar con la ayuda de un poco de detergente para lavar platos, muy espumoso, para cubrir la superficie y frotar mientras va enjuagando y repitiendo el proceso un par de veces.

Finalmente hay que mencionar los removedores comerciales de manchas en fibra de vidrio que venden en tiendas u online.

LIMPIEZA DE LOS PLATOS DE DUCHA DE PIZARRA


Éstos son muy resistentes y versátiles con coloridos diseños y formas, actualmente hay muchos tipos de mezclas para su fabricación por lo que será muy importante que te asegures de cuál es la tuya, de hecho hay algunos fabricados con recubrimientos anti bacterias a los que es muy difícil que se les impregne la suciedad.

Sin embargo, todos los fabricados en éste material, resisten muy bien los procedimientos de limpieza, la cual es muy sencilla y consiste básicamente en los procedimientos descritos en los pasos anteriores para la limpieza en condiciones normales como la suciedad del día a día, donde solo será necesario un poco de detergente de PH neutro y un paño o esponja para frotar un poco.

Ya para el caso de manchas como la que te pueden dejar los nuevos champús cubre canas que están saliendo, lo más importante es no dejar la mancha por mucho tiempo y actuar casi inmediatamente sobre ella para aumentar la posibilidad de eliminarla más rápido y por completo, sino, diluyendo un tapón de amoniaco en un cubo de agua jabonosa, podrá tratar la mancha frotando y enjuagando inmediatamente.

Así hemos llegado a éste repaso por los métodos más sencillos y efectivos de mantener el plato de ducha muy limpio y con un aspecto agradable por mucho tiempo.

Gracias por seguirnos es las redes sociales,
Un saludo.
Consejosdelimpieza.com

0 comentarios :

Publicar un comentario

TU OPINIÓN ES MUY IMPORTANTE. Gracias !