CONSEJOS PARA LIMPIAR O LAVAR EL COCHE




Ha entrado la época de viento y lluvias y lo piensas dos veces para limpiar el coche, aunque sabes que es mejor hacer algo al respecto antes de que empiecen a aparecer pintadas en donde parece que el coche reclamara, “lávame”.

CONSEJOS PARA LAVAR EL COCHE

1. No se te ocurra lavar el coche sin algo que lubrique, tipo agua, cera en spray, o jabón, por ejemplo. Estas sustancias levantan los contaminantes de la superficie. De esta forma, evitarás daños en la pintura y tener que pulir los arañazos, al lavar solo con agua y frotar estaremos dañando la superficie de la pintura.

2. Sé metódico. Sigue este orden: ruedas, pintura, interior del coche y cristales; de otra forma, seguramente tendrás que lavar más de dos veces alguna parte. Limpiar primero las ruedas antes de mojar el resto del coche evitará que queden gotas de agua en ellas. Los cristales, déjalos para lo último, no vaya a ser que los manches mientras limpias el interior. 

3. Mejor, por partes. Las ruedas sucias suelen contener polvo de los frenos que puede rallar la pintura. Así que será mejor que reserves un cubo y un guante especial para ellas.
Para limpiar las llantas y los neumáticos del coche tenemos que utilizar un potente quitagrasas ideal para elementos metálicos como motores, para desengrasar cubiertas y en general, para cualquier superficie que contenga algo de grasa y aceite. Tenemos que tener claro que limpiaremos las ruedas de una en una, es decir, nada de pulverizar el producto y dejar actuar mientras limpiamos la otra. Llenaremos un cubo de agua y añadiremos el producto seleccionado para la limpieza según las instrucciones del fabricante. Comenzaremos por la parte interior, dejaremos actuar el producto quitagrasa y frotaremos con un cepillo específico para llantas. 
Cuando terminemos con la parte interior continuaremos con la parte frontal. Es importante aclarar cada pieza después de frotar para que no queden residuos abrasivos que puedan estropear nuestros neumáticos y llantas. Después, con una esponja aplicaremos una capa de cera y abrillantador para los neumáticos.


NOTA PARA LA LIMPIEZA DEL AUTO: 

Presta atención a las instrucciones sobre los productos que vas a utilizar, lee las etiquetas y asegúrate que corresponda a un producto de limpieza para autos, de lo contrario con el tiempo vas a notar algún tipo de deterioro; para las partes interiores (si no lavas tu coche cada semana), evita aplicar emolientes aceitosos o esos abrillantadores de salpicadero, lo único que conseguirás es atraer mas polvo y suciedad.

4. Para limpiar la carrocería del coche correctamente tenemos que seguir unos pasos en orden para que quede impecable. Para ello utilizaremos agua tibia, no caliente, ya que podría dañar la pintura y un limpiador de lavavajillas o producto específico para coches que encontraremos en las gasolineras o grandes almacenes. 
Empezaremos de arriba a abajo ya que de esta manera evitaremos que la suciedad que se desprende de la parte superior, se deposite sobre zonas que ya hemos lavado. Si nuestro coche es muy alto, nos ayudaremos de un cepillo con mango largo y así llegaremos bien al techo.
Para el resto utilizaremos una esponja grande especial para lavar el coche. Absorbe mucha cantidad de agua y nos ayudará a quitar mejor la suciedad. Tenemos que hacer hincapié donde haya mayor cantidad de suciedad o insectos pegados. En esta ocasión limpiaremos de atrás hacia adelante y formando círculos. Para terminar aclararemos el coche con una máquina a presión o una manguera

5. Existen varias formas de limpiar las alfombrillas de coche dependiendo del material en el que estén hechos, aunque hay un sistema que es infalible. Lo primero que tenemos que hacer a la hora de limpiar las alfombrillas es sacarlas al exterior y sacudirlas enérgicamente para sacar todo el barro y polvo que pude haber en su interior. 
Acto seguido, llenamos un cubo con un litro de agua tibia, un chorro de lavavajillas y media taza de vinagre blanco. Ahora tenemos dos opciones, mojar un cepillo y frotar la superficie o, con ayuda de un dosificador, pulverizar la superficie con la mezcla y dejar actuar durante 15 o 30 minutos dependiendo de la suciedad acumulada. 
Después, con ayuda de una manguera aclararemos a presión las alfombrillas. De esta manera nos aseguramos de acabar con cualquier resto de jabón y de que las partículas de polvo incrustadas salen con la fuerza del agua. Después, deja las alfombrillas que se sequen al aire el mayor tiempo posible para evitar que salga moho.

6. Limpiar el salpicadero del coche es muy sencillo, basta con preparar una solución con agua, jabón y un chorro de amoniaco para que quede impecable. Sin embargo, tenemos que tener algunas precauciones a la hora de hacer la limpieza y no olvidarnos de partes fundamentales, como el volante, donde se acumulan los gérmenes. 
Humedeceremos una bayeta de microfibras con la disolución que hemos preparado y repasaremos todo el salpicadero para quitar el polvo y las manchas. Comenzaremos por la parte más cercana a la luna delantera y después limpiaremos de arriba a abajo. No nos podemos olvidar de vaciar el cenicero y podemos utilizar alguno de los trucos para eliminar el olor a tabaco.

7. Para limpiar la tapicería del coche lo primero es vaciarlo de toda basura o enseres que puedan entorpecer nuestra tarea. Sobre todo después de un largo viaje es normal que en nuestro coche aparezcan migas de comida. Después de tener el coche listo para su limpieza, pasamos la aspiradora por el interior. Para una mejor organización es mejor comenzar desde la parte trasera hacia adelante. Una vez terminada la tarea de aspirar, quitaremos las alfombrillas y prepararemos el producto a utilizar para limpiar las tapicerías de los asientos. 
Por último solo queda quitar las manchas de la tapicería. Lo ideal es aplicarlo con un pulverizador y frotar utilizando dos cepillos: uno para la tapicería y otro para la moqueta. El producto se da por toda la tapicería, aunque no esté manchada, para evitar que se queden cercos marcados allí dónde frotamos la mancha.

8. Limpiar el parabrisas es muy fácil, sólo hay que aplicar un producto especial para los cristales y pasar un paño limpio, o bien pasar una gamuza mojada con agua.
La suciedad en los faros puede reducir su eficacia hasta en un 10%, por eso recomendable pasar de vez en cuando un trapo húmedo. En caso de que estén manchados de alquitrán, podemos limpiarlos con un poco de aceite de linaza.

9. El limpiaparabrisas del coche debe mantenerse en buen estado para que limpien correctamente los cristales y aseguren una visibilidad óptima cuando los necesitemos. Una de las operaciones que debemos realizar, además de cambiar las gomas cuando estén gastadas, es limpiar correctamente las escobillas. 
Para limpiar las escobillas del limpiaparabrisas, lo más cómodo es utilizar una bayeta humedecida con un poco de alcohol con la que retiraremos toda la suciedad acumulada y prolongaremos la vida útil de las gomas. Esta operación es recomedable hacerla una vez al mes, aunque si hay mucho polen en el ambiente es recomendable limpiarlas cada semana. 

10. ¡Es tu turno! Con estos consejos para limpiar tu coche, no habrá mancha que se te resista. Por cierto, aunque deberíamos limpiarlo a menudo, siendo sinceros, lo último que tenemos en cuenta son los cristales del coche. Y ahora, con la llegada del mal tiempo, nos damos cuenta de que nuestro cristal se empaña con facilidad y que cogemos cualquier cosa para limpiarlo con sus consecuentes manchas posteriores. 
Para limpiar la luna delantera y mejorar la visibilidad del coche nos basta un trapo limpio que no deje pelusas y un limpia cristales, algunos son especiales para evitar que se empañe. Frota los cristales como limpias los de casa y quedarán perfectos. 
Lo más importante para limpiar la luna delantera es no ensuciarlas. ¿Y cómo lo evitamos? A la hora de desempañar el cristal utiliza el climatizador a gran temperatura y con la mayor cantidad de aire posible procurando que salga en la dirección del cristal. Tampoco descuides la limpieza exterior, con un buen jabonado y manteniendo a raya las escobillas del coche.

¿Malos humos en el coche? Aprende cómo eliminar el olor a tabaco del coche.



Si alguien fuma en el coche podemos echar unos granitos de lavanda en el cenicero del coche. Al apagar el cigarrillo se quemarán y ambientarán el interior del vehículo. Sin embargo esta no es la única solución que podemos encontrar para evitar que nuestro coche se quede impregnado de olor a cigarrillos.

Otra opción que recomendamos en programas anteriores de Misión Impecable es llenar el cenicero de arena de gato. De esta manera, cuando apaguemos el cigarro el olor quedará atrapado en la arena. Además, es recomendable lavar el cenicero con frecuencia y pasar un aspirador de mano para la ceniza que se acumula alrededor. 
Un último consejo, aprovecha a crear tus propios ambientadores caseros para que tu coche huela siempre fresco y de sensación de limpieza. Porque no todo es olor a pino...

Bien estimados lectores, por último, quizás al mover el coche te has percatado de la "común" mancha de aceite en el suelo bajo el coche, la vemos en todas partes y en algunos casos es la causa de manchas en las moquetas y alfombras interiores de casa, así que ya que estás, no dudes en pinchar sobre la siguiente imagen para leer los trucos para deshacerse de esas manchas de aceite en el suelo del garaje.
Click sobre la imagen para leer

Un saludo y hasta la próxima,
EL ADMINISTRADOR.
Instagram
Sigue a "BOX2CLEAN" en Pinterest.

Suscríbete para recibir en tu Email cada nueva publicación sobre LIMPIEZA !

* NO SPAM

3 comentarios :

Diana dijo...

Gracias por compartir tan útiles consejos, de todos me ha sorprendido el del cenicero, no sabía de ello pero lo pondré en práctica y lo compartiré con algunos amigos.

Sergio Martinez dijo...

Gracias Diana por tu comentario!

Swing Swing dijo...

Muy buen blog!!

Publicar un comentario en la entrada

SU OPINION ES MUY IMPORTANTE. Gracias !

Google