LIMPIEZA DE UN VENTILADOR PASO A PASO.

Un ventilador te ayudará a mantenerte fresco en los cálidos meses del verano; sin embargo, estos ventiladores son imanes para el polvo, que se acumula en las aspas, la parrilla e incluso en el interior del ventilador en lugares que no puedes ver. Esto provoca que el ventilador sea ruidoso al funcionar y que sople tierra por todos lados. Limpiar un ventilador rutinariamente permitirá que funcione a su máximo potencial. Limpia tu ventilador al primer signo de acumulación de polvo para así facilitar el trabajo.
NOTA: La cámara fotográfica del móvil es un gran aliado para ayudar a recordar el orden de las piezas, no dude en tomar tantas fotos como crea necesarias, para luego saber donde va cada pieza.
Es importante contar con una escalera o una base sólida para estar de pie, le ayudará a evitar el daño de caer al piso; también trate de tener a alguien cerca para ayudarlo a mantenerse seguro y estable. Siguiendo las instrucciones de limpieza que se le entrega al momento de la compra de estos aparatos de iluminación será la mejor manera de preservarlos.



PROCEDIMIENTO PARA LIMPIAR VENTILADORES

1 Desconecta el ventilador. Con esto prevendrás cualquier lesión durante la limpieza del ventilador.
2 Llena un balde con agua tibia y un poco de jabón suave para platos. Coloca toallas grandes en el piso o donde sea que limpies el ventilador.
3 Quita la parrilla frontal del ventilador. Algunos tienen seguros que simplemente pueden ser levantados para quitar la parrilla. Otros requieren el uso de un destornillador para quitar los tornillos que aseguran la parrilla frontal a la trasera. Limpia la parrilla frontal con un trapo y agua jabonosa. Coloca la parrilla frontal sobre la toalla para secarla.

4 Destornilla la tapa de las aspas, situada en el centro de éstas. Gira la tapa en el sentido de las agujas del reloj y retirarla. Desliza las aspas para separarlas de la parrilla trasera. Limpia la tapa y las aspas con un trapo y agua jabonosa. Coloca ambas partes sobre la toalla para secarlas.
5 Usa tus dedos para desenroscar la tuerca de la parrilla trasera que sostiene ésta última en su sitio. Si la tuerca está muy apretada, quizás necesites usar una llave para desenroscarla. Quita la parrilla trasera de la base y límpiala con el trapo y agua tibia. Colócala sobre una toalla para que seque.
6 Limpia el poste y la base con un trapo y agua jabonosa. Frótalos con una toalla seca. Limpia el control remoto con un trapo húmedo sin jabón.
7 Seca las partes del ventilador por completo. Si no quieres esperar a que el aire los seque, usa una toalla para hacerlo a mano. Todas las partes deben estar completamente secas antes de rearmar el ventilador.

DESARMAR, LIMPIAR, LUBRICAR Y ARMAR EL VENTILADOR


Paso 1: Buscar las herramientas. 

Destornillador estrella (llamado comúnmente Philips)
Llave francesa 
Una brocha o pincelito  
Lubricante WD-40 
Paso 2: Ponemos el ventilador sucio en un lugar cómodo para trabajar.
Paso 3: Sacamos todos los tornillos de la parte trasera del ventilador y lo dejamos como la foto de la derecha. 
Paso 4: Quitamos la tuerca del centro de la paleta con la llave francesa.
Paso 5: Limpiamos con la brocha todas las pelusas y restos de suciedad.
Paso 6: Luego de limpiar, vamos a ponerle WD-40 a los bujes del motor. (Quitar los tornillos del motor adosado a la carcaza y ponerle al buje de abajo también). Esto es recomendado porque lava la superficie y evita el óxido.
Paso 8: Cerramos con los tornillos, guardamos todo y listo!

OTROS CONSEJOS PARA LA LIMPIAR DE LOS VENTILADORES DE TECHO, PARED, CON LÁMPARA Y DE MADERA


Las partes metálicas de los accesorios de la iluminación se deben limpiar con un paño suave. Humedecer con agua tibia y una solución de jabón suave. Lea cuidadosamente todas las partes metálicas muy lentamente. 

Tome tiempo para secar todas las partes metálicas. Utilice un paño suave y seco para secar y pulir.

Si usted aplica a su ventilador de techo los componentes relacionados a las piezas de madera en cuanto a su preservación, ello le ayudara a evitar la contaminación del barniz de la madera en la parte metálica del aparato. Limpie cualquier residuo que quede, ya que esto ayudará a evitar cualquier daño a las superficies de vidrio y/o metálica. Las superficies de cristal se pueden limpiar con cuidado en un fregadero. Coloque una toalla gruesa en la parte inferior del fregadero y llénelo con agua tibia. A continuación añada un poco de las suaves soluciones de limpieza y limpie con cuidado. Cuando estas se seque totalmente, rápidamente  vuelva a colocar todos los accesorios de vidrio.

Su ventilador de techo y lámpara de pared se verán como nuevo después de usar estos métodos de limpieza. La limpieza debe hacerse semanal o mensualmente, dependiendo de la cantidad de polvo que normalmente se acumula en su entorno. No deje todo el día las ventanas abiertas, en verano tendemos a dejar las ventanas abiertas, para una buena ventilación con 30 minutos es suficiente, cerrando las ventanas mantiene su casa fresca y evita que entre el polvo.

Estimado Lector, Gracias por leernos !! Síguenos en las redes sociales y utiliza el tablón de anuncios mas abajo para añadir tu comentario.
Un saludo, 
EL ADMINISTRADOR.

Instagram

 Sigue a ECONSEJOS en Instagram con un CLICK sobre la imagen !

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

SU OPINION ES MUY IMPORTANTE. Gracias !

Google