CONSEJOS PARA LA LIMPIEZA DE LOS SOFÁS





Al llegar a casa, a todos nos encanta sentarnos o tumbarnos en el sofá a descansar, ver la televisión, leer... y es a causa de este uso cotidiano que los sofás y sillones se pueden ensuciar, de forma que resulta necesaria una limpieza frecuente para mantenerlos en óptimas condiciones. Existen sofás de muchos tejidos y materiales, por ello deberás prestar especial atención a la hora de usar determinados productos para no estropearlos, en este artículo
explicamos algunos trucos para limpiar el sofá.


RECOMENDACIONES PARA ALARGAR LA VIDA DE SU SOFÁ O SILLÓN


  • Ubicar alejados de estufas, radiadores o fuentes de calor. 
  • Evite dejar los periódicos sobre el sofá.
  • No los ponga frente a una entrada de luz directa del sol y/o lámparas, puesto que ésta exposición puede hacer cambiar los colores.
  • No permita que se sienten en los apoya-brazos.
NOTA: Nunca utilice limpiadores abrasivos, jabón de tocador, lustradores de muebles o aceites, barniz, detergente u otros productos de limpieza, alcoholes o agua de amoniaco concentrado. El uso de detergentes para platos o detergentes similares no es lo ideal porque puede dejar restos del producto en la tela.

Pruebe siempre el producto de limpieza en una parte no visible del sofá, para asegurarse de que la tela y los colores resisten.

CONSEJOS PARA LA LIMPIEZA DEL SOFÁ

A la hora de saber cómo limpiar un sofá quizás lo más importante sea conocer por qué se ensucia y las causas por las que se mancha, de esta manera evitaremos futuras manchas y lograremos una prevención que a la larga nos hará ahorrar en tiempo de limpieza o en dinero si compramos un sofá nuevo.

Usar a diario el sofá lo acaba dejando sucio, con la tapicería manchada, con pelos y restos de comida etc. Dejar el sofá como nuevo requiere una limpieza muy a fondo. En los supermercados seguro que puedes ver cientos de productos específicos para la limpieza de un sofá. Estos productos pueden resultar muy caros y el resultado final no ser lo que esperabas; tampoco hace falta que a la primera de cambio acudas a pedir ayuda a un profesional de la limpieza porque podría salir muy caro también, por todo ello, te invitamos a que sigas leyendo porque vas a aprender cómo limpiar correctamente un sofá sin utilizar productos muy caros y sin dañar ni estropear la tapicería del sofá.

Pasar la aspiradora
Las aspiradoras, por lo general, tienen un accesorio que se acopla al tubo y que es específico para limpiar el sofá; mediante este accesorio podemos absorber las partículas de suciedad de la tapicería, el polvo y otros desechos. Este es sin duda el primer paso antes de limpiar nada, igual que tenemos que barrer un suelo antes de pasar la fregona, necesitaremos aspirar la suciedad del sofá antes de limpiar con otros productos. Recomendamos pasar la aspiradora al menos una vez por semana y limpiar el sofá a fondo una vez al mes, en muchos foros y webs se recomienda el cepillo, no es mala idea, solo que la aspiradora cumple la función de eliminar y recoger el polvo; un cepillo solo lo cambiaría de lugar.
El sofá se puede cepillar con un cepillo con cerdas blandas sin frotarlo demasiado.

Los productos.
Existen muchos productos comerciales en el mercado específicos para sofás, para sillones, para pieles de cuero etc. Estos productos suelen ser bastante caros y los resultados pueden ser a veces inapreciables. Nosotros aconsejamos que usted mismo prepare una mezcla casera que seguro saldrá más barata, sin productos químicos que dañen el medio ambiente ni su salud y que dejara unos resultados muy buenos.



Limpiar el sofá: aspirador y cepillo 
La limpieza del sofá deberá iniciarse con un buen aspirado y cepillado para eliminar el polvo, los pelos, restos de suciedad de tumbarnos con los zapatos puestos, comida que haya podido caer... De esta forma, será necesario que uses la aspiradora para quitar todo aquello más grande y, a continuación, te valgas de un cepillo de cerdas suaves para atrapar cabellos o el pelaje de mascotas, en caso de que las tengas. Te sugerimos retirar los cojines y todos aquellos elementos desmontables que tenga el sofá.

Limpiar el sofá: cuero, escay o similiar 
En el caso de tapicerías de cuero, escay o similar, deberás prestar especial atención y buscar productos y utensilios aptos para este tipo de tejidos. Lo más recomendable a la hora de limpiar el cuero será usar una fina gamuza o paño preferiblemente de microfibra, para no rallarlo. En el caso de manchas, deberás optar por un detergente neutro diluido en agua y aplicarlo con la ayuda de un trapo.

Así mismo, existen productos específicos para este tipo de limpieza y el mantenimiento de la piel en óptimas condiciones, pero como truco para cuidar sofás de cuero puedes usar crema hidratante en muy poca cantidad; se trata de aplicar sobre el sofá o sillón la crema que usas para tu piel, esparciendo hasta que absorba, luego lustras suavemente con un paño y dejar que seque.

Limpiar el sofá: vertido de líquidos 
En el caso de que se vuelque algún líquido sobre tu sofá o sillón, será importante que lleves a cabo la limpieza al instante, para evitar que se seque y quede marca. De esta forma, un truco muy eficaz es usar papel de cocina absorbente para retirar el líquido que ha caído sobre el tejido.


3 REMEDIOS CASEROS PARA QUITAR MANCHAS EN EL SOFÁ

A menos que se trate de agua, te recomendamos usar una mezcla de agua tibia y jabón neutro para prevenir la mancha. Usa un cepillo de dientes viejo para aplicar efectuar esta limpieza sobre la zona en cuestión.

Si descubre una mancha en el sofá puede utilizar una solución suave de jabón blanco para ropa diluida en agua. Aplique la solución sobre una esponja limpia y húmeda, luego limpie con movimientos circulares, desde el exterior hacia el interior de la mancha y deje ventilar naturalmente.

Ante un derrame de líquido, rápidamente trate de absorberlo con un paño limpio o una esponja sin frotar. En caso de necesidad utilice un poco de agua tibia sin empapar y limpie suavemente. Seque todo con una toalla limpia y déjelo ventilar.
MANCHA DE CAFÉ EN EL SOFÁ: Humedecer con agua fría la mancha para eliminar los restos, luego frotar suavemente con una esponja seca para pasar un cepillo de cerdas suaves humedecido con una mezcla de alcohol y vinagre blanco a partes iguales; empapa muy bien y para terminar, seca con un paño limpio y seco.
NOTA: Si tienes mucho movimiento en el sofá de tu salón, lo mejor será que vayas pensando en comprar una funda o forro lavable para sofá, ya vienen con la posibilidad de adaptar al tamaño de tu sofá o sillón de las plazas que sea, puedes conseguirlos en varios colores y meter en la lavadora, así podrás cambiar el estilo y los colores de la forma en que mejor consideres.

MANCHA DE TÉ EN EL SOFÁ: Solo frotar con un paño blanco, o con un cepillo de cerdas suaves (uno de uñas sirve) empapado en una mezcla a base de alcohol y vinagre blanco 50/%-50% , luego aclara con un trapo empapado en agua desde el centro hacia los lados para que no quede cerco.
MANCHA DE VINO BLANCO EN EL SOFÁ: Para comenzar lo mejor es actuar de inmediato y secar bien la mancha con un papel absorbente, después, en el caso del vino blanco, frotar con soda o con agua con gas.

MANCHA DE ACEITE EN EL SOFÁ: Actúa lo antes posible y comienza por retirar los excesos con un papel; espolvorea la zona con talco, dejando actuar por dos horas y cuando se haya secado cepillar.


Bien, queridos lectores, pueden seguirnos en las redes sociales y utilizar el buzón de comentarios a continuación para escribir lo que quieran.
Un saludo,
EL ADMINISTRADOR.

Instagram Google+ de los círculos:

Sígue a ECONSEJOS en Instagram.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

SU OPINION ES MUY IMPORTANTE. Gracias !

Google